Autor:

Ante la invisibilidad de los feminicidios cometidos contra niñas y adolescentes, la senadora Claudia Anaya Mota, perteneciente al Partido Revolucionario Institucional (PRI), presentó una iniciativa para establecer una “conducta típica” y tener elementos para tipificar este delito como feminicidio infantil en México.

Ello porque en el artículo 325 del Código Penal Federal los asesinatos por género de niñas y adolescentes no están detallados, lo que es relevante para dotar a las autoridades judiciales, policiales y ministeriales de herramientas para identificar, investigar y sancionar el feminicidio contra esta población, además de propiciar la creación de protocolos eficaces en la materia. Para ello, no basta con aumentar las penas si el delito en este sector no está identificado.

El asesinato de mujeres en razón de su género suele investigarse sólo cuando se trata de mayores de edad. Es por eso que estos casos se pierden entre las cifras de homicidios infantiles como consecuencia de “sesgos metodológicos para acreditarse como feminicidio”, dijo Anaya Mota.

“En 2017, 181 niñas menores de 15 años fueron asesinadas en México y no se pudo contabilizar cuántos de esos asesinatos fueron feminicidios”, con base en un comunicado.

Por ello, la legisladora planteó reformar el Código Penal Federal y la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para establecer los antecedentes de violencia intrafamiliar, abuso sexual infantil, trata de personas, principalmente pornografía infantil; negligencia en el cuidado o abandono, matrimonio forzado o rapto e indicios de violencia física, como razones de género particulares, para las víctimas de este delito.