Autor:

“Hay que ir atendiendo a los damnificados del neoliberalismo”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador para referirse a su plan de ayuda a quienes se quedaron sin empleo por la quiebra de la aerolínea Mexicana de Aviación y la privatización de Aeroméxico.

En su conferencia de prensa, señaló que “fue un acto de injusticia” lo que ocurrió con trabajadores de Mexicana de Aviación y que el gobierno federal va a proporcionar el apoyo necesario para las personas que resultaron afectadas, aunque estén jubilados.

Además, el primer mandatario destacó que “no hay que olvidar que en el caso de Mexicana fue una concesión que se entregó después de la elección presidencial del presidente Fox porque había relaciones de amistad y esta empresa que era pública, la privatizaron. El siguiente sexenio igual, para pagar favores se privatizó Aeroméxico. Al final [el país] se quedó sin empresas aéreas públicas, todo se privatizó”.

Además, López Obrador afirmó que José Luis Barraza, presidente de la Coparmex en 2006, fue uno de los empresarios que se benefició de la privatización de Aeroméxico y lo calificó como uno de los “beligerantes promotores de la guerra sucia” en su contra durante los procesos electorales que resultaron en fraudes.

Finalmente el presidente criticó que detrás de todas las privatizaciones acontecidas en México en el periodo neoliberal hubieron elementos de corrupción y componendas entre los gobernantes y los empresarios beneficiados.