Autor:

Ante la pandemia por Covid-19, el sector educativo resultó severamente afectado por la suspensión de actividades presenciales de más de 36.4 millones de estudiantes y de 2.1 millones de docentes y trabajadores de todos los niveles educativos, señala el Segundo informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con la aparición del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV-2), las autoridades de los 32 estados de la República tuvieron que instrumentar medidas de prevención y atención para contener las afectaciones de este virus. Entre ellas destaca la instalación de una Comisión de Salud en los Consejos de Participación Escolar, la implementación del Filtro Corresponsable Escuela-Madres y Padres de Familia, la suspensión de todas las actividades no esenciales en el patio de las escuelas, el establecimiento de educación a distancia a través de un sistema electrónico y digital, y el acceso por televisión e internet al programa Aprende en Casa.

A pesar de la emergencia sanitaria, se cumplieron las medidas emitidas por el Ejecutivo Federal: no despedir trabajadores, otorgar seguridad y certeza laboral a los trabajadores que hayan tenido Covid-19, flexibilidad de trabajo en casa para personas mayores de 60 años, con alguna discapacidad, embarazadas y con enfermedades crónicas; así como la asistencia intermitente a las oficinas y horarios escalonados.