Autor:

El Producto Interno Bruto (PIB) tuvo una contracción de 18.7 por ciento durante el segundo trimestre de 2020, de acuerdo con el Segundo informe de gobierno 2019-2020 del presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Los resultados del crecimiento económico fueron negativos debido a la presencia de la pandemia provocada por la Covid-19. Además, de la reducción en la demanda de energéticos y materias primas a nivel internacional, la interrupción de las cadenas de valor donde interviene la producción manufacturera, así como la suspensión temporal de actividades no esenciales.

Además, durante el último trimestre de 2019 hubo una contracción anual en términos reales del PIB de 0.7 por ciento y durante los primeros 3 meses de este año se registró otra de 1.3 por ciento.

“De tal forma, la contracción de la actividad económica de México entre el primero y segundo trimestre del año fue de 17.1 por ciento, con datos ajustados por estacionalidad. Esta contracción implicó una disminución en el primer semestre de 2020 de 10.1 por ciento, respecto al mismo periodo de tiempo de 2019”.

Sin embargo, el Indicador Global de la Actividad Económica en junio mostró un crecimiento real del 8.9 por ciento con respecto a mayo, con cifras desestacionalizadas. Lo que indica que en mayo “se alcanzó el nivel más bajo de la caída económica y en junio inició la recuperación”.

Por otro lado, el PIB producido en el sector petrolero tuvo un crecimiento anual real del 5 por ciento durante los primeros tres meses del 2020, lo cual no había ocurrido desde el cuarto trimestre de 2003.

El documento señala que a partir del cuarto trimestre de 2019 el PIB petrolero tuvo crecimientos anuales positivos después de 8 años de caídas continuas.