Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que, como lo ha indicado el periódico Reforma, se esté obligando a los burócratas a comprar un “cachito” de la Lotería Nacional, para la rifa del avión presidencial.

Respecto al sorteo que se llevará a cabo en septiembre próximo, el mandatario dijo que “va bien, ya hay compromisos por 1 mil 700 millones de pesos”.

López Obrador indicó que ir de los seis millones de cachitos, mínimo se venderán 4 millones; los dos que queden se irán al Insabi [Instituto de Salud para el Bienestar] para la adquisición de equipo médico y para mejorar los hospitales.