Autor:

Desde que se estableció la Jornada Nacional de Sana Distancia y se informó que el consumo de tabaco incrementa el riesgo de padecer Covid-19, las ventas de éste disminuyeron en 45 por ciento, afirmó Gady Zabicky Sirot, titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic).

“Aunque hay múltiples factores, la gente hizo caso de dejar de consumir tabaco por el riesgo que representa ante la Covid-19. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, disminuyó en 45 por ciento la venta de tabaco. […] Sin embargo, sigue siendo la principal causa de muerte en el mundo que es evitable”, comentó durante la conferencia de prensa de esta noche.

Juan Arturo Sabines Torres, director de la Oficina para Control del Tabaco de la Conadic, explicó que en México fallecen 51 mil 585 personas al año a causa del tabaco, es decir, 141 defunciones al día. Y al Estado le cuesta 80 mil millones de pesos tratar las principales enfermedades asociadas con “la epidemia del tabaquismo”.

“El tabaco es el negocio que mata a más de 8 millones de personas al año en todo el mundo. De ellas, 1 millón de muertes se registran en América Latina; además, roba 10 años de vida a aquellos que fuman y aumenta el riesgo de desenlace fatal de Covid-19”, indicó Miguel Malo Serrano, asesor regional de enfermedades crónicas de la Organización Mundial de la Salud.

Por ello, detalló que las medidas más urgentes y necesarias para combatir el consumo de esta droga son reglamentar ambientes ciento por ciento libres de humo de tabaco; establecer impuestos a la venta del mismo, “aunque la industria tabacalera diga que esto aumentará el contrabando, eso no es cierto”; y prohibir totalmente la publicidad de tabaco y sus productos.