Autor:

La Agencia de Noticias del Estado Mexicano (Notimex) celebró el congelamiento de las cuentas bancarias de Conrado García Velasco, exlíder del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SutNotimex), a solicitud de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

En un comunicado, señaló que García Velasco está acusado por corrupción y malversación de fondos de recursos federales. Asimismo, recordó que desde que la periodista Sanjuana Martínez asumió la dirección general, “Notimex emprendió una batalla contra la corrupción y ha interpuesto más de 80 denuncias judiciales y administrativas relacionadas con presuntos actos de corrupción que involucran a decenas de extrabajadores, exdirectivos y miembros del mismo sindicato, cómplices de García Velasco”.

Por ello, confió que “las autoridades sigan profundizando en las indagaciones a fin de lograr el acceso a la justicia y reparar el quebranto al erario provocado por el saqueo indiscriminado de recursos públicos”.

En referencia a lo publicado hoy por el diario La Jornada, Notimex expuso en su comunicado que la UIF congeló las cuentas bancarias del exsecretario general del SutNotimex luego de que durante casi tres sexenios recibió depósitos millonarios de la Agencia y manejó las cuotas sindicales de sus agremiados.

Conrado García Velasco, agregó, también es investigado por la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Fiscalía General de la República (FGR). Y reveló que la actual lideresa sindical Adriana Urrea “también es objeto de investigaciones por ambas autoridades”.

Al respecto, señaló que “Conrado García Velasco heredó la secretaría general del SutNotimex a su aliada Adriana Urrea, a quien durante su gestión benefició con prebendas, viajes con cargo a la Agencia y otras irregularidades”.

Según Notimex, “el exlíder sindical operaba en coordinación con los directores que pasaron por Notimex en las últimas tres administraciones y participaba en la toma de decisiones sobre los contratos, la línea editorial, así como la forma en la que se usaba el presupuesto de la empresa. García Velasco tenía la facultad por Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) de contratar y despedir personal y de recibir millonarias cantidades de ‘apoyo’ al sindicato”.

Y agregó que éste contrató a familiares, amigos, compadres e incluso vendió plazas. Además envió como corresponsales al extranjero a allegados, entre ellos a su esposa a pesar de que no habla inglés y de carecer de la preparación académica y profesional para el puesto.

“Asimismo adjudicó una beca a China a su hija para estudiar yoga. En las argumentaciones y pruebas presentadas por la actual administración de Notimex a las autoridades se documentó a más de 20 familiares y personas cercanas que tenía Conrado García en la nómina de Notimex, desde su esposa, hijos, hermanos, sobrinos y parejas sentimentales”.

Para la actual dirección que encabeza Martínez, Notimex “estaba secuestrada por una mafia sindical que, en complicidad con directivos y otras autoridades, malversó y dilapidó millones de pesos. Algunos de sus extrabajadores cobraban chayote en dinero y especie, algo que era del dominio público e incluso tolerado por una parte del gremio periodístico”.

Y señaló que, acorralado por las investigaciones, García Velasco renunció pero “le pasó la estafeta a la actual lideresa del SutNotimex, Adriana Urrea, quien sin celebrar asamblea sindical ni elecciones, fue extrañamente reconocida por la actual autoridad laboral como cabeza del gremio sindical”.

Ante ello, la dirección de la Agencia indicó que el saneamiento que realiza la nueva Notimex “se inscribe dentro de la necesaria discusión sobre la corrupción que existe en una parte de la prensa en México, un mal endémico que sigue afectando a nuestro país y requiere ser investigado y sancionado por las autoridades judiciales”.