Autor:

La exigencia de dignificación de la memoria de las personas desaparecidas es irrenunciable, advirtió el Movimiento por Nuestros Desaparecidos México (MNDM). Y aunque reconoció que algunas promesas del presidente Andrés Manuel López Obrador han empezado a cumplirse, reiteró que la justicia aún no llega para miles de víctimas.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas –el próximo 30 de agosto–, la organización promovió la campaña #LesQueremosDeVuelta, e hizo “un reconocimiento a las distintas expresiones de la lucha por la memoria, la verdad y la justicia para nuestras familias. Esto porque estamos conscientes de que es nuestra voz la principal impulsora de las políticas públicas en la materia y que algunos actores estatales aún tienen dudas al momento de comprometerse con la justicia. A un año el Estado mexicano ha comenzado a cumplir algunas promesas”.

Al respecto, el Movimiento saludó los avances en políticas públicas relacionadas con la desaparición de personas, pero también aclaró que aún falta más voluntad del Estado. “Saludamos, sin duda, que el Ejecutivo federal haya turnado al Senado de la República el reconocimiento de la competencia del Comité contra la Desaparición Forzada para casos individuales, que confiamos en que sea aprobada unánimemente a la brevedad. Sin embargo, aún queda pendiente la promesa del año pasado sobre una invitación oficial al Comité contra la Desaparición Forzada para una visita oficial a México. Se hace necesario que la Secretaría de Relaciones Exteriores acate la instrucción presidencial de procesar tal invitación, para que el Comité visite México en cuanto sea posible”.

Agregó que otra promesa que no ha logrado concretarse es la conformación del Grupo Coordinador del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense (MEIF). Por ello llamó a la administración federal a generar las condiciones para su conformación lo más pronto posible, “garantizando su plena independencia y autonomía, así como la dotación de los recursos necesarios para que realice su trabajo año con año y no se detenga por falta de presupuesto”. También es fundamental la idoneidad de los perfiles que lo conformen, siempre contando con la efectiva participación de las familias de personas desaparecidas y organizaciones de la sociedad civil”.

Respecto del recién aprobado Protocolo Homologado para la Búsqueda de las Personas Desaparecidas y No Localizadas (PHB), el Movimiento consideró “urgente que se den las condiciones necesarias para su adecuada implementación. Ello implica la voluntad y coordinación efectiva del conjunto del Sistema Nacional de Búsqueda conformada por  Comisión Nacional de Búsqueda, las comisiones locales de búsqueda, las fiscalías de las diferentes entidades del país, y muy especialmente la Fiscalía General de la República”.

Asimismo manifestó su preocupación por la abstención de las fiscalías en la votación que aprobó este Protocolo. Y llamó tanto a la Fiscalía General de la República como a las fiscalías estatales a actuar responsable y coordinadamente para que sus seres queridos regresen a casa.

El MNDM señaló que en la esfera local en la lucha contra la desaparición, se llevan a cabo en diversos estados de la República procesos para instrumentar la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda, pero “existen importantes rezagos en la armonización de las leyes federales con las locales”.

Por ello, a la organización le resultan preocupantes “los retrasos y la obstaculización a la debida participación de las familias en algunas entidades de la República, por lo cual hacemos un llamado a los poderes locales de cada entidad a que se impulse con las familias la debida implementación a nivel local de la legislaciones e instituciones para enfrentar las desapariciones de personas que constituyen una grave violación a los derechos humanos”.