Autor:

Como parte del proyecto Sembrando Parques, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, presentó la segunda etapa del proyecto Canal Nacional que consiste en la conversión del espacio a parque recreativo y cultural.

Al respecto, Rafael Carmona Paredes –coordinador general del Sistema de Aguas de la capital– informó que durante la primera etapa se intervinieron 1 mil 700 metros con un presupuesto de 220.1 millones de pesos. Y en esta segunda etapa, la cual concluirá el próximo año, se invertirán 228.7 millones de pesos para una operación de 4 mil 100 metros.

El espacio contará con luminarias, áreas infantiles, espacios deportivos, y conformación de jardines al interior del canal y al exterior. Por el momento, los trabajos que aún quedan pendientes para esta segunda etapa son el saneamiento y rectificación de cauce del canal, plantación de paleta vegetal y arbolado, reforestación y saneamiento de áreas verdes.

Referente a este proyecto que cruza las alcaldías de Coyoacán, Iztapalapa y Xochimilco, la jefa de gobierno mencionó que el rescate de Canal Nacional como espacio público es una obra fundamental para el recuperación de los cuerpos de agua, que no sólo reflejan la historia natural de la Ciudad como una zona lacustre, sino que también rescata la historia cultural y el significado de los canales que por muchos años fueron utilizados por nuestros antepasados como medio de transporte.

Dijo también que el rescate ambiental que actualmente se está llevando a cabo en la capital promueve la igualdad, en el sentido de que por muchos años el espacio público estaba confinado al espacio privado. Un ejemplo de ello, dijo, son los centros comerciales, en los cuales la apropiación de ese espacio depende del poder adquisitivo de las personas, por lo tanto, el acceso a él es desigual.

Por ello, continuó, es necesario la promoción de espacios públicos en donde “nos veamos como iguales” sin importar la posición socioeconómica. Por este motivo, dijo, “una inversión muy importante” se está llevando a cabo en el Oriente y Norte de la Ciudad, ya que son esas zonas periféricas las que carecen de espacios públicos naturales.