Autor:

“Lo que puedo referir como director general de Pemex, mi primer cargo público relevante en el país, es que Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso crearon un esquema de corrupción en el gobierno federal, en el cual el común denominador era el siguiente: todas las personas que de cierto modo apoyaron en la campaña presidencial, tenían que ser remuneradas o compensadas. La forma en cómo eran recompensados era dándoles contratos de proveeduría de insumos, contratos diversos, adquisición de empresas o inmuebles, para que estas personas se beneficiaran”, asegura Emilio Lozoya Austin en su denuncia penal que presentó ante la Fiscalía General de la República en la que implica no sólo al expresidente y su exsecretario de Estado, sino también a Felipe Calderón Hinojosa y Carlos Salinas de Gortari.

Al respecto, agrega que “incluso, en ocasiones, después de dichas operaciones, debían de devolver dinero para beneficio de las futuras campañas electorales del PRI o bien para beneficio propio de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso u otros, como en el caso de Odebrecht”.

Según Lozoya Austin, uno de esos “negocios” que se operó a través de ese esquema de corrupción supuestamente creado por Peña y Videgaray fue el de la adquisición de la planta chatarra de Agro Nitrogenados, que benefició al empresario Alonso Ancira, detenido en España y sujeto a proceso de extradición.

“Debo manifestar [que] la filial de Pemex que es PMI [Comercio Internacional] –por instrucciones de Luis Videgaray Caso como del propio presidente Enrique Peña Nieto– fue la encargada, con recursos de la propia empresa, de la contratación tanto de los consultores técnicos como del despacho jurídico. Todo ello, a fin de que se formalizara la operación de la compra-venta de dicha planta y todas sus instalaciones vinculadas. El encargado de PMI de esta operación era el director, licenciado José Manuel Carrera Panizzo, quien aunque no tenía la obligación por la estructura jurídica de la empresa PMI, me pidió asignar un asesor do la dirección general de Pemex para que revisara el proceso de adquisición. Por lo tanto, di instrucciones a mi coordinador de asesores, el contador público Carlos Roa Rodríguez y el maestro Edgar Torres Garrido, que estuvieran muy pendientes de la revisión de la documentación de esta operación y reuniones con PMI. En suma, todo lo anterior para dar cumplimiento a las instrucciones directas, como lo he manifestado anteriormente, tanto del presidente Enrique Peña Nieto como de Luis Videgaray Caso. Respecto a mi participación en los Consejos de Administración sí quiero señalar que participé en los de Pemex. Particularmente mis abogados tienen el acta 856 de fecha 17 de diciembre de 2013, presidida por el consejero presidente Pedro Joaquín Coldwell. En ésta se trató un punto denominado ‘Informe sobre la inversión en una planta de fertilizantes’ en la que hice uso de la voz”.