Autor:

La pérdida del olfato, del gusto y la diarrea son los síntomas “accesorios” que tomará en cuenta la Secretaría de Salud para considerar a una persona como sospechosa de padecer Covid-19, informó esta noche el doctor Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Y es que ahora, si una persona además de presentar fiebre, tos, dolor de cabeza y dolor de garganta tiene alguno de los síntomas “accesorios” será considerada como sospechosa de padecer dicha enfermedad; “en la nueva definición, ya no se requiere tener al menos dos condiciones accesorias, sino una”, indicó.

En conferencia de prensa, el científico explicó que la decisión de aumentar la sensibilidad de la definición –la probabilidad de diagnosticar correctamente a alguna persona como contagiada– se tomó junto con el Comité Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

“Lo desafortunado es que se pierde especificidad, pero así entre más amplia sea la definición más es la probabilidad de detectar tempranamente a personas que puedan tener Covid-19”, comentó. Asimismo, advirtió que es probable que aumente el número total de casos, pero “no pasa nada porque así podrán ser detectados con mayor prontitud”.

El subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud explicó que a una persona que se le considera sospechosa, se le tiene que tratar como si tuviera Covid, es decir, se le tendrá que aislar en casa y recibirá un tratamiento específico, según la sintomatología.

Sin embargo, si en la valoración médica se presentan síntomas graves como dificultad de respirar, respiración acelerada, la persona está somnolienta o pálida, ésta debe acudir al médico, independientemente de que tenga o no alguna enfermedad crónica, “porque si se espera demasiado para ir al hospital puede ser demasiado tarde”.