Autor:

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, presentó tres opciones a los gobernadores para llegar a un acuerdo en la modificación del pacto fiscal: en la primera se tendría que modificar la distribución de participaciones federales entre las 32 entidades; en la segunda, la federación debería otorgar más dinero a las entidades; y en la tercera, se podrían complementar los recursos federales con inversiones estatales y locales.

Durante su conferencia de esta mañana, el titular del Ejecutivo explicó que la primera opción es la de redistribuir las participaciones entre las entidades, ya sea que se destine más dinero a los estados que más lo necesitan por su nivel de pobreza, población y carencia, o para los que tienen más crecimiento económico.

“Pero esto es muy difícil de lograr porque nadie va a querer que le quiten dinero. Fue una fórmula de negociación pero afectaron a algunos estados y beneficiaron a otros. Si los gobernadores logran ese consenso, yo no me opongo”, comentó.

Detalló que la segunda propuesta se basa en que la federación otorgue más recursos a los estados, pero “la federación no tiene recursos suficientes porque hay cuatro grandes partidas: el pago de intereses de la deuda, aumento de pago de pensiones de trabajadores, aumento en participaciones federales, y lo que usa el gobierno federal para atender necesidades de la gente”.

Por ello, aseguró que ésta no sería la mejor alternativa, puesto que si se destina más presupuesto a gobiernos estatales no habría para el desarrollo ni pensiones ni programas sociales, “pero no me opongo”.

“Y la tercera opción es que con la ley vigente se procure el trabajo conjunto y que se complete la inversión estatal y local con la federal. Que también se haga más con menos, que haya austeridad y recortes”, agregó.

Por último, el primer mandatario aseguró que existe el compromiso de que la Secretaría de Gobernación y la de Hacienda hablen con los gobernadores para obtener un acuerdo que ayude a todos los estados en esta materia.