Autor:

Hasta el sexenio pasado, el expresidente Carlos Salinas de Gortari intervino en Petróleos Mexicanos (Pemex) para favorecer con contratos a sus hijos y socios, según la denuncia penal que presentó Emilio Lozoya Austin ante la Fiscalía General de a República (FGR) el pasado 11 de agosto.

De acuerdo con el documento, divulgado ayer a través de redes sociales, el exfuncionario sujeto a proceso acusó a Salinas de pedir y obtener contratos de Pemex a favor del empresario Federico Martínez Urmenta, director general de Tradeco, y de sus hijos, principalmente Juan Cristóbal Salinas Occelli.

El expresidente, a cambio de los contratos, ofrecía los votos de los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) a favor de las “reformas estructurales” de Peña.

En la denuncia penal, Lozoya detalla que en 2013 el senador panista Roberto Gil Zuarth le “confirmó que varios colegas suyos senadores del PAN recibían apoyos para la aprobación de la reforma energética”. Además, el legislador le entregó una lista de proyectos en favor de Tradeco, que eran los mismos que cabildeaba Salinas.

“Me dijo [Gil Zuarth] que el senador Francisco Cabeza de Vaca y Francisco Domínguez [panistas] le habían pedido que me insistiera en resolver estos problemas, ya que la empresa Tradeco les estaba facilitando apoyos económicos a cambio de sus votos.”