Autor:

“Parte de nuestros problemas como nación se han originado por la falta de democracia, pues quien llega al cargo se siente con el control absoluto y hace lo que se le pega la gana”, dijo hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por ello, consideró, es necesario que ya se afiance el régimen democrático en México, pues durante siglos hemos vivido en regímenes antidemocráticos: ha sido el país de un solo hombre, como ocurrió con los gobiernos de Antonio López de Santa Anna y Porfirio Díaz.

“Se fue don Porfirio pero llegó doña Porfiria”, dijo el primer mandatario para rematar que en el pasado se robaban las elecciones, se compraban los votos con frijol con gorgojo, pero eso ya se acabó porque ahora es delito grave.

Y criticó que los expresidentes tienen impunidad porque se quitó de la Constitución el hecho de que se les pudiera juzgar por delitos electorales y sólo se dejó el delito de traición a la patria.

“Una vez que comiencen los procesos electorales y me entere de qué hay gobiernos municipales, estatales o funcionarios federales que están interviniendo en las elecciones lo voy a denunciar porque es mi deber”, aseguró. Ello, dijo, con independencia de que existe una Fiscalía especializada en lo electoral.

Que todos lo sepan: el que se meta a usar recursos públicos para comprar votos será consignado, advirtió.

El primer mandatario consideró que el fraude electoral le ha hecho mucho daño al país, incluido el hecho de que se permitió al crimen organizado financiar las campañas, por lo cual había autoridades al servicio de esos intereses.