Autor:

La siembra de amapola y mariguana tiene que ver con el histórico abandono institucional hacia los campesinos más pobres de Guerrero y del país, aseguró esta mañana el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia, explicó que las personas de las comunidades más pobres no sólo de Guerrero sino de México recurrían a estas actividades ilícitas porque no tenían ayuda, sin embargo “ahora les estamos dando apoyos para que puedan producir alimentos y tengan fertilizantes”.

El primer mandatario recordó que cuando vivió en Tlapa cuestionó a un campesino sobre por qué sembraba amapola si podía ir a la cárcel y “me contestó algo muy doloroso: que si iba a la cárcel ahí tendría que comer. No tenían opciones ni alternativas para ganarse la vida”.

López Obrador agregó que “ahora lo más preocupante son las drogas sintéticas que se fabrican en cocinas, pero continúa el Ejército en la destrucción de plantíos, así como en el combate a las drogas que destruyen vidas”.