Autor:

En México se deben fortalecer acciones sobre prevención de la violencia sexual hacia mujeres menores de 15 años, así como evitar que las niñas sean vendidas, advirtió la secretaria ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Patricia Uribe Zuñiga. Para ello se requiere una estrategia que busque frenar las violaciones, a través de protocolos que no sólo atiendan a las menores cuando ya están embarazadas.

En ese contexto, la reunión virtual de “Planeación estratégica para impulsar, reorientar y fortalecer la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (Enapea)”, busca que para 2030 se reduzca en 50 por ciento la tasa de fecundidad entre mujeres de 15 a 19 años y erradicarlos en niñas de 14 años o menos.

Para ello, la secretaria general del Consejo Nacional de Planeación (Conapo), Gabriela Rodríguez Ramírez, indicó que se pondrá en marcha una segunda fase de la Enapea en municipios de las 32 entidades federativas, con la finalidad de acelerar el logro de los objetivos, considerando el contexto de la nueva transformación del país y de los efectos de la pandemia por el SARS-CoV-2 en la vida de niñas y adolescentes.

Uno de los objetivos es fortalecer la colaboración, el compromiso y los acuerdos de trabajo intersectorial y territorial entre la Secretaría de Educación Pública, el Inmujeres, el Instituto Mexicano de la Juventud, el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, y el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.

Finalmente, la titular del Conapo indicó que se busca poner en marcha acciones diferenciadas para la atención de personas menores de 14 años y adolescentes de 15 a 19, a través de la educación integral en sexualidad, la participación masculina en la prevención del embarazo en adolescentes, información sobre la violencia de género y sexual, y el consumo de alcohol y otras sustancias.