Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no le guarda rencor a Felipe Calderón Hinojosa; incluso, dijo, ya lo perdonó por haber robado la Presidencia en referencia al fraude electoral cometido en su contra en 2006. Por ello, indicó, no hay ningún tipo de persecución política en contra del expresidente entonces militante del Partido Acción Nacional.

“Calderón está enojado conmigo porque según hay persecución política. Yo ya hasta lo perdoné por habernos robado la Presidencia y él lo sabe. No lo odio”, comentó durante su conferencia realizada en Acapulco.

El primer mandatario explicó que la confrontación de Calderón no es con él, sino con el juez de Estado Unidos que está investigando el caso de Genaro García Luna y sus nexos con el narcotráfico. En particular, como se sabe, con el Cártel de Sinaloa.

“García Luna fue su secretario de Seguridad Pública. Ni modo de que yo vaya a decirle al juez que no investigue el caso. Si él piensa que yo tengo influencias para decidir lo que hace el juez de Nueva York está exagerando”, resaltó López Obrador.

Felipe Calderón también se ha referido a una supuesta represalia por las investigaciones en su contra que ya se realizan en México en torno a su presunta participación en los sobornos de Odebrecht para favorecer al proyecto Etileno XXI. Ello, luego de que el exdirector general de Pemex –Emilio Lozoya– lo denunciara penalmente como uno de los presuntos responsables en esa trama, al igual que a Enrique Peña y Luis Videgaray.