Autor:

Antes de la pandemia de Covid-19, el 43 por ciento de las escuelas de todo el mundo carecía de acceso al lavado de manos básico con agua y jabón; es decir, dos de cada cinco escuelas carecían de instalaciones básicas para la higiene, informaron datos del programa conjunto de monitoreo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Según el informe del programa, cerca de 818 millones de niños no disponían de servicios básicos para lavarse las manos en la escuela, 355 millones iban a escuelas en las que había instalaciones con agua, pero no jabón, y 462 millones iban a escuelas en las que no había ni instalaciones ni agua para lavarse las manos. Dicha situación, durante el contexto pandémico aumenta el riesgo de que los infantes contraigan el virus SARS-CoV-2 y otras enfermedades contagiosas.

Al respecto, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseveró que “el acceso a los servicios de agua, saneamiento e higiene es esencial para prevenir y controlar eficazmente la infección en todos los escenarios, incluidas las escuelas”.

Ante los resultados del informe, la OMS y Unicef hicieron hincapié en que los gobiernos que quieran controlar la transmisión de Covid-19 deberán tener presentes las repercusiones sociales y económicas asociadas a los aislamientos a la hora de aplicar medidas de salud pública.

En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Unicef, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Banco Mundial publicaron directrices para reabrir las escuelas en condiciones de seguridad ofreciendo consejos prácticos a los gobiernos nacionales y locales acerca de protocolos WASH, los cuales  incluyen medidas de higiene y desinfección.

Ante ello, la Unicef y la OMS asumieron el compromiso de conseguir acceso equitativo WASH en todo el mundo. Con ese motivo, publicaron la iniciativa conjunta de “Higiene de las manos para todos”, a fin de garantizar la disponibilidad de productos y servicios asequibles en las zonas desfavorecidas.