Autor:

En México, aproximadamente 1.4 millones de infantes padecen desnutrición y más de 63 mil tienen sobrepeso y obesidad, informó la directora de Políticas y Programas de Nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública, Anabelle Bonvecchio. Esto quiere decir que “el problema se presenta en edades tempranas y se agudiza” conforme los menores van creciendo.

La especialista en nutrición explicó que la nutrición adecuada durante primeros 5 años de vida es fundamental para promover el crecimiento, la salud y el desarrollo óptimo de los infantes.

Además, en la conferencia de Covid-19 señaló que la lactancia materna es esencial porque contribuye a la formación del sistema inmunológico para proteger a una persona de infecciones.

La directora dijo que México atraviesa la pandemia provocada por el Covid-19 “en un contexto en el que más del 55 por ciento tienen algún tipo de inseguridad alimentaria; es decir, insuficiencia para satisfacer necesidades de alimentación”. La científica destacó que estas cifras podrían incrementarse a consecuencia de la crisis económica.

Agregó que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social prevé que la población que tiene un salario inferior al precio de la canasta básica va a aumentar en lo que resta del año.