Autor:

Ante la pandemia por Covid-19, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares a las autoridades de Sonora para salvaguardar la salud y la vida de las personas migrantes alojadas en el albergue Casa del Migrante de Caborca.

Ello, con el fin de preservar la integridad física de las personas que se encuentran en dicho inmueble, pues el pasado 23 de julio el organismo nacional tuvo conocimiento del fallecimiento de un migrante a causa del virus SARS-CoV-2.

Con el hecho, la CNDH realizó un recorrido al albergue. Los visitadores observaron que los migrantes carecen de los recursos necesarios para prevenir un brote de Covid-19, hay insuficiencia de cubrebocas y alcohol en gel; deficiencias y falta de infraestructura para la higiene (sólo hay un baño con regadera), y condiciones indignas de alojamiento (dormitorios construidos de plástico y lámina), lo cual imposibilita la sana distancia entre los albergados.

Al percibir la falta de recursos necesarios y la posible vulneración a los derechos humanos, a la integridad física, salud y vida de las personas en tránsito, el organismo nacional notificó la instrumentación de medidas cautelares a los secretarios de Gobierno y Salud, al encargado de despacho de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Sonora y al presidente municipal de Caborca, con el propósito de que adopten acciones urgentes para garantizar la atención medica, brindar insumos necesarios, prevenir al máximo los contagios, mantener vigilancia y brindar información sobre la enfermedad en la Casa del Migrante.

En caso de que las medidas cautelares sean aceptadas por las autoridades, la CNDH dará seguimiento al cumplimiento de las mismas, para evitar la violación de derechos humanos.