Autor:

El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general de división Luis Cresencio Sandoval González, explicó esta mañana que la operación que permitió la captura de José Antonio Yépez Ortiz, el Marro, estuvo a cargo de las fuerzas militares de principio a fin. Las autoridades estatales tuvieron una función de acompañamiento.

Durante la conferencia de prensa celebrada esta mañana en el estado de Nayarit, Sandoval González expuso que la Operación en Guanajuato inició “desde hace tiempo” con la generación de inteligencia.

“La semana pasada se tuvieron indicios, que fueron generados por Inteligencia Militar, y se puso en vigilancia cuatro inmuebles.” Agregó que a las 14:00 horas del 1 de agosto se tuvieron indicios del arribo del Marro a la casa que le denominaron “Las Galleras”.

“Tomando la información de que el Marro no dormía dos noches en el mismo lugar, la presencia de una camioneta negra y el arribo de alimentos, nos confirmó (la posible presencia del presunto delincuente)”.

Ya se contaba con la orden de aprehensión y se iniciaó la gestión de las órdenes de cateo. Fue entonces cuando se pidió el acompañamiento de la Fiscalía del estado. “Y de ahí que acompañan a las Fuerzas Militares esta autoridad”.

Se toma la decisión de intervenir los cuatro domicilios de manera sincronizada. Señaló que por parte del Ejército Mexicano participan alrededor de 300 elementos y dos helicópteros cougar de la Fuerza Aérea Mexicana con sus respectivas tripulaciones.

“A las 3 de la mañana se inicia la acción de la fuerza de intervención. A las 3:25 inician los cuatro cateos. A las 3:45 se hace la detención del Marro.”

El titular de la Sedena hizo un “llamado a los jueces para que cumplan con la responsabilidad que les toca en estos momentos”. Les exhortó a que en sus determinaciones sobre este caso tomen en cuenta el tiempo, el esfuerzo y el riesgo del personal militar para lograr la detención del presunto delincuente.