Autor:

Esta noche, Zoe Robledo Aburto, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explicó que dicha institución se suma al modelo de Atención Comunitaria para la Salud, la cual tiene como fin promover y garantizar el acceso a la salud en todas las zonas rurales del país.

Durante la conferencia de prensa de Covid-19 realizada en Puebla, el titular del IMSS indicó que la pandemia ayudó a comprender de qué manera podía atenderse la salud integralmente en todas las comunidades: “gracias al programa IMSS Bienestar, que se tuvo más de 40 años, pero en algunos estados se relegó, podremos acompañar las estrategias de acción comunitaria”.

Mencionó que gracias a esta estrategia, tan sólo en Puebla, se ha tenido la participación de 9 mil 341 voluntarios para apoyar unidades médicas durante la contingencia, 18 mil 540 voluntarios orientados en identificar casos sospechosos, 6 mil sesiones educativas sobre salud y 270 ciudadanos que promueven acciones de contraloría y orientación para las familias sobre derechos del paciente.

Además, dijo, con los talleres que se han impartido se han logrado 43 mil 668 cubrebocas, 1 mil litros de alcohol gel y 3 mil litros de desinfectantes, lo cual es una forma de que la comunidad “contribuya a ayudar en todo”.

Robledo Aburto señaló que este programa de Acción Comunitaria pretende mantenerse a lo largo del sexenio, por lo que el respeto la cultura originaria será vital para su éxito y con IMSS Bienestar se incluirá a parteras y médicos tradicionales, y la comunicación que se establezca entre la población será a través de sus dos lenguas maternas: náhuatl y totonaco.

“Adicionalmente habrán programas para adolescentes como salud reproductiva, violencia en el noviazgo, intrafamiliar y prevención de adicciones. Con todo esto se puede garantizar que la salud se acerque a las comunidades”, resaltó.