Autor:

Debido al incremento de la violencia intrafamiliar ocurrido durante la pandemia de la Covid-19, el gobierno federal ha puesto en marcha –junto con organismos especializados de las Naciones Unidas y el sector hotelero–, la primera fase de un plan de alojamiento gratuito en hoteles para mujeres y sus hijas e hijos víctimas de violencia, con el objetivo de que tengan un sitio seguro de manera temporal, mientras las autoridades correspondientes identifican un refugio o una red de apoyo donde puedan permanecer protegidas.

Para ello “se capacitará al personal de los hoteles y las dependencias, así como se perfeccionarán los protocolos de seguridad, canalización y acompañamiento, para que a partir de septiembre de este año, las víctimas puedan contar con esta modalidad de alojamiento y salvaguardar sus vidas y su integridad”, subrayó Noticias ONU.

Datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares –del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) 2016– revelaron que la violencia en el hogar ya ocurría desde antes de la pandemia, ya que 44 por ciento de las mujeres y sus hijos e hijas “había experimentado algún tipo de violencia por parte de su actual o última pareja”.

A su vez, la Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres 2015 evidenció que seis de cada diez niñas o niños de entre uno y 14 años “había experimentado alguna medida disciplinaria violenta en sus hogares”.

En ese sentido, Noticias ONU destacó que información reciente publicada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública alertó que de enero a junio de 2020 las llamadas de emergencia al 911 por incidentes relacionados con violencia contra la mujer aumentaron 45.8 por ciento, esto es, 131 mil 224 incidentes, en comparación con el mismo semestre de 2019 que registró 89 mil 998 incidentes.

“Sabemos que, debido al confinamiento para prevenir el contagio por Covid-19, la violencia contra mujeres, niños, niñas y adolescentes ha aumentado, por lo que todos los sectores sociales tenemos la responsabilidad de implementar soluciones en el corto plazo para proteger su integridad y sus derechos. La colaboración entre el sector público y privado para ofrecer alojamientos seguros a las mujeres y sus hijos e hijas es muestra de este compromiso”, manifestó Christian Skoog, representante de Unicef en México.

Por su parte, la representante del UNFPA en México, Arie Hoekman, aseveró que “es necesario priorizar que los servicios esenciales de atención a mujeres y niñas víctimas y sobrevivientes de la violencia se mantengan operativos y generar respuestas que contribuyan a su protección”.

Según Noticias ONU, “este esfuerzo multisectorial se enmarca en la iniciativa Spotlight liderada por la Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que busca eliminar la violencia contra mujeres y niñas a nivel global”.

Asimismo, es producto de la colaboración entre el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el Grupo Posadas, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), los Centros de Justicia para las Mujeres y las distintas instancias para las Mujeres en las entidades federativas mexicanas.