Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador explicó esta mañana que se prevé que el tren interurbano México-Toluca esté terminado en 2 años, de acuerdo con las reuniones mensuales que éste ha tenido con la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, y con técnicos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

“Fue una obra mal hecha, mal concebida, mal planeada”, señaló el primer mandatario. Por lo que la comparó con el aeropuerto que se iba a construir en Texcoco. Sin embargo, dijo, ésta fue una obra que no se pudo detener porque ya tenía un avance en su construcción.

López Obrador aseguró que el presupuesto inicial que se había establecido para la construcción del tren fue de 30 mil millones de pesos, luego ascendió a 60 mil millones y para terminarlo aún se requieren 20 mil millones de pesos adicionales.

A pesar del gasto que representa, el presidente indicó en su conferencia matutina: “tenemos ya el presupuesto y ya se están liberando fondos para que se concluya y sí se está trabajando”.