Autor:

A las 21:37 de este día, el juez federal Juan Carlos Ramírez Benítez vinculó a proceso a Emilio Lozoya Austin –exdirector general de Petróleos Mexicanos– en la causa penal 261/2019, por los delitos de asociación delictuosa, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita, “en su calidad de autor material, naturaleza dolosa”. Los ilícitos se relacionan con el caso internacional de sobornos de la brasileña Odebrecht.

Luego de señalar que es competente para conocer y resolver este asunto en razón de materia y territorio, el juzgador estimó que en este caso “se puso en peligro a la sociedad y al patrimonio nacional”.

Durante la audiencia de este día, iniciada a las 09:30 horas, la Fiscalía General de la República apuntó hacia la campaña electoral del expresidente Enrique Peña Nieto. Y es que al exponer ante el juez sus datos de prueba, indicó que las declaraciones de Luis Alberto Meneses Weyll, quien fuera representante en México de la trasnacional Odebrecht, son unas de las “más importantes pruebas” en este caso, pues ese testigo acusó que Odebrecht tenía una generación de recursos no contabilizados que eran generados con una planeación fiscal. “En varias ocasiones, ERLA [Emilio Ricardo Lozoya Austin] agradeció a Luis Meneses y a sus colaboradores del apoyo brindado por Odebrecht a la campaña de EPN [Enrique Peña Nieto]”.

El agente del Ministerio Público Federal indicó que en este procedimiento legal contra Lozoya Austin “se acreditan varias empresas utilizadas por la constructora brasileña para operar los pagos ilícitos y no contabilizados a personas de interés”.

Señaló también que “hubo dos pagos en beneficio por 4 millones de dólares durante la campaña [presidencial de Peña Nieto] y otra por 6 millones de dólares cuando [Lozoya] fue director de Pemex”. Como dato de prueba se ofreció un oficio de mayo de 2019, elaborado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores en el que remitió documentación de BBVA respecto a la cuenta de la madre del ahora imputado.