Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los agricultores de Chihuahua, en específico de los municipios de Jiménez, Delicias y Camargo, que están movilizados y preocupados porque les han dicho que se van a quedar sin agua, no se quedarán sin este recurso: “eso es absolutamente falso, es una mentira, no se les va a dejar sin agua”.

El tratado firmado en 1944 entre México y Estados Unidos establece la asignación de las aguas de los ríos Tijuana, Colorado y Bravo desde Fort Quitman, Texas, hasta el Golfo de México.

López Obrador dijo que “tenemos que cumplir con el convenio que se suscribió con Estados Unidos desde 1944… tenemos que entregar una parte del agua que se va a los ríos de México que se internan al territorio nacional. Es un convenio, desde mi punto de vista, equitativo”.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario expresó: “no queremos dar pie a una revisión, por razones obvias, tenemos que cumplir con ese tratado para que no se dé motivo a ninguna represalia que perjudique a nuestra nación. Ya cumplieron los habitantes de Nuevo León, de Tamaulipas, en el caso de Chihuahua hay una cantidad de agua pendiente que se tiene que trasladar para cumplir con el acuerdo”.

Atribuyó a que las versiones que hay sobre la escasez se deben a “las elecciones en Chihuahua, ha habido oportunismo político de algunos legisladores, incluso hay un presidente municipal de Morena, un diputado federal del PAN, hay de otros partidos porque están queriendo sacar raja política, por eso, con mucha claridad y bajo palabra de decir verdad no hay riesgo de que se queden sin agua. Podemos cumplir con el compromiso del convenio y al mismo tiempo tener el agua suficiente para el riego en Chihuahua”.