Autor:

El reconocido artista urbano Banksy reapareció con una nueva obra callejera para criticar al gobierno y a la sociedad británica por la falta de conciencia ante la emergencia sanitaria del virus SARS-CoV-2 y el nulo uso de cubrebocas en Londres.

A pesar de que el Reino Unido es el país de Europa con más muertes registradas por la enfermedad de Covid-19, la postura del gobierno británico y la respuesta de la sociedad inglesa demuestran la falta de interés por las medidas sanitarias que los países deben adoptar para evitar un aumento de contagios del coronavirus.

En Londres no se utilizan cubrebocas. Son pocas las personas que salen a las calles con mascarilla y es nula la vigilancia para que se utilice este elemento necesario para evitar los contagios, sobre todo en espacios cerrados y con poca ventilación.

Bares, restaurantes, supermercados y centros comerciales abrieron sus puertas con algunas medidas para evitar grandes concentraciones de personas, pero el uso del cubrebocas no es obligatorio. Solamente en aeropuertos y transportes públicos se obliga a utilizar mascarillas. Policías que transitan las calles tampoco utilizan mascarillas y no le llaman la atención a la gente que no los utiliza, aunque las autoridades piden que se debe utilizar en todo momento. En la capital británica es fácil reconocer a un turista porque son los más cuidadosos cuando salen a la calle y suelen llevar consigo sus cubrebocas.

Ante esta situación, el artista británico Banksy hizo una nueva manifestación artística en uno de los transportes más importantes de Inglaterra, el metro, para criticar la falta de conciencia de los londinenses. En un video publicado en su cuenta de la red social Instagram, se observa como una persona disfrazada como un empleado de limpieza del metro dibuja sus conocidas imágenes de ratas en acciones que hacen referencia al contagio del coronavirus.

Autoridades del metro de Londres confirmaron que la obra del artista tuvo que ser borrada horas después por la estricta policial anti-graffitis del transporte público en el Reino Unido. A pesar del confinamiento, es la cuarta vez que Banksy aparece en la escena artística urbana de Inglaterra para denunciar el actuar de las autoridades ante la crisis causada por la pandemia de Covid-19.