Autor:

La austeridad republicana del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y las medidas instrumentadas por la emergencia sanitaria del SARS-CoV-2 pueden afectar de manera negativa el trabajo del Programa Anual de Evaluación 2020 (PAE20) al presupuesto público ­–que desarrolla el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval)–, alertó el Instituto Belisario Domínguez (IBD). Ello porque se han presentado presiones de gasto para el gobierno de México.

Dependiente del Senado, el Instituto agregó que dichas medidas podrían catalogar a la evaluación como un aspecto no prioritario; y es que fuera de los 36 programas federales identificados como prioritarios, el resto tendrá que establecer criterios para la contratación de servicios de consultoría y asesoría para que dichas medidas no afecten su operación y la obtención de evidencia y retroalimentación en materias de políticas públicas.

En ese contexto, el IDB indicó que el PAE20 tendrá un alcance más limitado en comparación con ejercicios fiscales anteriores, por lo que es importante resaltar a la evaluación como una actividad de generación sistemática de información para fortalecer la toma de decisiones presupuestaria y de política pública que brindan alternativas de solución “más” adecuadas para atender los problemas públicos que enfrenta el país.

Finalmente, el Instituto indicó que la política de evaluación del gobierno de México recae institucionalmente en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Coneval, que evalúan los programas pertenecientes a diferentes sectores de manera homogénea para “generar información útil y potenciar el logro de los objetivos de la política, así como maximizar el aprovechamiento de los recursos disponibles”.