Autor:

Luego de 3 meses en exigencia de la liberación del total de presupuesto etiquetado para 2020, la Red de Casas de la Mujer Indígena y Afromexicana (Cami) informó la liberación y obtención de 8 millones de pesos más para la operación de las 35 Casas distribuidas en el país, de acuerdo con lo notificado por el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI). Montó que será aplicado la primera semana de agosto.

En un comunicado, la Red de Cami dijo que con la “ampliación” presupuestaria de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para el programa de mujeres indígenas, suma ya el 50 por ciento del monto programado y autorizado en el apartado 13 del Presupuesto de Egresos de la Federación para este año, es decir 16.5 millones de pesos. Mismo que será repartido a cada Casa respetando la fase en la que se encuentre y con base con la propuesta de un plan de trabajo individual.

Informaron, también, que parte del presupuesto que recibirán lo destinarán para “completar las becas para los equipos operativos de cada CAMI”; asimismo reiteraron “la necesidad de modificar que guía a las Casas”. Y manifestaron participar en la revisión de las reglas de operación que les asignan los recursos, por lo que acordaron realizar reuniones con el INPI donde serán presentadas propuestas.

Las Casas de la Mujer Inígena y Afromexicana enfatizaron y urgieron crear un programa integral para mujeres indígenas etiquetado con precisión así en el Anexo 13 del PEF.

Aunque se dijeron agradecidas con el INPI por abrirse al diálogo, por mostrar ”respeto, reconocimiento a nuestra movilización y escucha” a sus necesidades, la Casas refrendaron que seguirán “en la lucha por alcanzar el presupuesto suficiente […] para que se respeten nuestros derechos y para que se garantice el presupuesto para 2021”.