Autor:

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) suscribió el posicionamiento que integrantes de la Cámara de Diputados enviaron, el pasado 6 de julio, a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para exhortarla a no reducir los recursos del Anexo 13 “Erogaciones para la igualdad entre hombres y mujeres” y que todos los programas que se refieren a la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) sean considerados programas prioritarios.

Ante el incremento de violencia contra las mujeres –producto del confinamiento por la emergencia sanitaria del virus SARS-CoV-2–, el organismo nacional recordó que desde abril ha instado a los tres órdenes de gobierno a que la atención de la pandemia se realice con perspectiva de género, se emprendan acciones urgentes y se difundan campañas de información sobre el contexto real de violencia contra las mujeres.

Por ello, la CNDH suscribió el posicionamiento de la Cámara de Diputados e indicó que el artículo 58 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria establece que: “no se podrán realizar reducciones a los programas presupuestarios ni a las inversiones dirigidas a la atención de la igualdad entre mujeres y hombres, al programa de ciencia, tecnología e innovación; las erogaciones correspondientes al desarrollo integral de los pueblos indígenas y comunidades indígenas y la atención a grupos vulnerables, salvo en los supuestos establecidos en la presente Ley y con la opinión de la Cámara de Diputados”.

En el mismo marco, la CNDH opinó que el mecanismo de AVGM debe ser prioritario y se requiere fortalecer su presupuesto establecido en el Anexo 13, para frenar la agudización de la violencia contra las mujeres.

Y es que el Diagnóstico como integrante de los Grupos que dan seguimiento a los procedimientos de AVGM, que elaboró la Comisión, que reveló la ausencia de planeación del presupuesto con perspectiva de género y para acciones relacionadas con la violencia. Ello, porque la mayoría de las entidades con procedimiento de AVGM no prevén presupuesto con perspectiva de género y sostienen sus acciones contra la violencia feminicida del presupuesto federal.