Autor:

Familiares del estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México Jesús Israel Moreno, desaparecido forzadamente en Chacahua, Oaxaca, el 8 de julio de 2011, señalaron que las autoridades han incumplido lo ordenado por el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Y es que el 29 de noviembre de 2019, dicho Comité concluyó que el Estado mexicano violó el derecho a la vida y le negó acceso a la justicia al joven de 19 años de edad [al momento de su desaparición], por lo cual pidió la reparación integral para la familia. Aunado a ello, el organismo internacional señaló que el Estado también era responsable de actos de tortura y malos tratos contra los familiares.

No obstante, a 9 años después de la desaparición forzada las investigaciones están detenidas, indicaron los familiares junto con la organización Idheas, Litigio Estratégico en Derechos Humanos, AC–; tampoco existe un plan de búsqueda por parte de la Fiscalía General de Oaxaca, que permita conocer su paradero. Y tampoco ha sancionado a los agentes estatales que entorpecieron las investigaciones.

Los familiares e Idheas señalaron que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) también ha incumplido lo ordenado por la ONU, al ignorar el plazo de 180 días que se le dio para informar sobre los avances.

Por ello, consideraron que no hay voluntad para resolver el caso. Y ante la negligencia en el sistema de justicia, solicitaron la intervención de la Comisión Nacional de Búsqueda para dar con el paradero del joven Jesús Israel Moreno. Asimismo, exhortaron a la fiscalía de Oaxaca y a la Fiscalía General de la República a cumplir la recomendación de la ONU y sancionar a los responsables; y a la CEAV, a atenderles en su calidad de víctimas y avanzar efectivamente en la reparación integral del daño.