Autor:

Al menos 11 millones 600 mil pesos gastó la CNDH en el seguro de gastos médicos mayores de su antiguo presidente, Luis Raúl González Pérez, y sus “funcionarios de mando”. La cifra real, desconocida, pues una parte de la información está “reservada” y la otra, de manera irregular, no existe en Transparencia. Al llegar la austeridad, mandos superiores se ampararon para que el organismo les siguiera pagando las pólizas de manera individual

Quinta parte y última. De 2014 y hasta diciembre de 2019, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) contrató con recursos públicos un seguro de gastos médicos mayores exclusivamente para sus altos funcionarios, en los que incluyó a su entonces presidente, Luis Raúl González Pérez. La administración pasada del organismo dejó constancia de un gasto de 11 millones 617 mil 245 pesos bajo este concepto, aunque la cifra real no se conoce gracias a que consiguió reservar una parte de la información y omitió  subir la otra a la Plataforma Nacional de Transparencia.

Desde 2014 la CNDH contrató un seguro de gastos médicos mayores para “personal de mando”. Tal servicio se amplió mediante convenios modificatorios hasta el final de 2017, cuando se realizó una nueva contratación.

El 27 de diciembre de 2017 se firmó el nuevo contrato, con número CNDH-CONT-015-18, el cual también se fue ampliando hasta finales de 2019. Sin embargo, con las medidas de austeridad impulsadas por el gobierno entrante de Andrés Manuel López Obrador, ya no se incluyó en este beneficio al presidente del organismo, a su secretario particular ni a los coordinadores de área.

Los entonces directivos de la CNDH no cancelaron por completo el seguro sino que, en 2019, lo mantuvieron para mandos medios con el objetivo de que los mandos superiores pudieran interponer un amparo que les permitiera que se les pagara una póliza por el seguro que gozaron durante los años previos.

Se tiene noticia de la existencia de la contratación de este seguro colectivo de gastos médicos mayores desde 2014 y hasta el final de 2019 por un convenio modificatorio y algunas de las hojas de requisición que sirvieron para ampliarlo hasta diciembre pasado. Sin embargo, la administración anterior de la CNDH reservó toda la documentación y omitió, incluso, subir a la Plataforma Nacional de Transparencia los documentos que le obligaba la normatividad, como los propios contratos, todos los convenios modificatorios y todas las hojas de requisición de bienes, arrendamientos y/o servicios.

Las solicitudes de información presentadas por medio de la Ley General de Transparencia ratificaron la reserva de la información precisamente por formar parte de un juicio de amparo.

En respuesta a la solicitud de información 3510000127419, la Dirección General de Quejas, Orientación y Transparencia de la CNDH emitió el oficio 90760. En el documento se reconoce la “naturaleza pública de la información”; pero “nombres, áreas de adscripción y cargos son susceptibles de clasificarse como información reservada toda vez que los mismos están relacionados con juicios de amparo que se encuentran en trámite, por lo que debido a que existe una disposición específica en donde se establece como información reservada aquella cuya publicación vulnere la conducción de los expedientes judiciales o administrativos seguidos en forma de juicio hasta en tanto o causen estado, dicha información no se le puede proporcionar” (sic).

Bajo este supuesto, el Comité de Transparencia de la CNDH clasificó de manera total la información como reservada el 19 de diciembre de pasado. Argumentó que “la divulgación de la información relativa a los expedientes en trámite ante instancias jurisdiccionales representa un riesgo real, demostrable e identificable”. Y concluye que “el riesgo que supone la divulgación de la información en comento, supera el interés público de que se difunda”.

Otro oficio, el 6991, señala que a partir de 2019 quedaron fuera del seguro de gastos médicos quienes ocupaban “los puestos que van desde Coordinador/a de Oficina Foránea, Secretario Particular del Presidente y Coordinador/a de Programa hasta el Presidente de la Comisión Nacional” (sic).

Elaborado en respuesta a la solicitud de información 3510000096819 y fechado el 18 de octubre pasado, el documento reconoce que “por resolución judicial, en el mes de enero de 2019 se realizó el pago pago de una póliza de seguro de gastos médicos mayores a [la compañía] Plan Seguro para trabajadores con puesto de mando que presentaron juicio de amparo”.

El Segundo Convenio Modificatorio –el único público– señala que el contrato original ampara “la Contratación de las Pólizas de Seguro de Gastos Médicos Mayores y del Seguro Colectivo de Vida de la CNDH 2018” (sic). El convenio, firmado el 28 de diciembre de 2018, amplía la vigencia del contrato del 1 de enero al 18 de marzo de 2019.

En el documento se asienta que la ampliación implicaría que la CNDH pagara a la aseguradora un monto mínimo de los 2 millones 479 mil 163.28 pesos y hasta un máximo de 6 millones 172 mil 908.21 pesos. La hoja de Requisición de Bienes Arrendamientos y/o Servicios, fechada en febrero de 2019 y firmada por, entre otros funcionarios de la CNDH, el entonces director general de Recursos Materiales y Servicios Generales Fernando Mendoza Elvira, estipula que finalmente el organismos autónomo pagó la cantidad máxima citada.

Previamente, también en diciembre, la CNDH había comprado “32 unidades nuevas”, es decir, incorporó a 32 trabajadores más a este seguro y pagó 96 mil 805.99 pesos. Lo anterior, en previsión de que ya no figurarían como beneficiarios en el convenio siguiente los más altos mandos del organismo.

También en ese mismo mes, el día 21, se había celebrado el primer convenio modificatorio del contrato CNDH-CONT-015-18. Implicó el pago de 1 millón 400 mil pesos, por “ampliación” del seguro de gastos médicos mayores. En documentos obtenidos de la Plataforma Nacional de Transparencia se consigna la existencia del convenio, las entidades firmantes, los montos y el concepto; pero la administración anterior de la CNDH omitió poner a disposición del público el documento.

La aseguradora beneficiaria de los contratos y ampliaciones mediante convenios modificatorios es Plan Seguro, Compañía de Seguros, SA de CV, firma preponderante en el mercado mexicano de seguros médicos.

Según el Reporte sobre la solvencia y condición financiera 2017, documento elaborado por la empresa, tres personas físicas poseen el 48.85 por ciento del total de las acciones de esta entidad económica: Cecil Chellew Cáceres (22.57 por ciento), Patricio Mosso Pinto (22.57 por ciento) y Manuel Prieto Castillo (3.71 por ciento). El otro 51.15 por ciento se reparte entre las personas morales: Grupo Societario Magallánico, SA de CV (43.40 por ciento); Incubando Ideas Syllion, S de RL de CV (1.75 por ciento), y Composervicios Delta, S de RL de CV (6 por ciento).

Contralínea solicitó a Plan Seguro, Compañía de Seguros, SA de CV, una entrevista sobre el tipo de servicios contratados a la empresa por parte de la CNDH. En voz de Ayari Green Chambon, su subdirectora de Mercadotecnia, declinó hablar con este medio de comunicación: “[…] por un tema de confidencialidad, no podemos dar información relacionada con nuestros clientes”.

Adicionalmente, en 2019 la CNDH requirió los “servicios de un asesor externo en materia de seguros”. Según la hoja de Requisición, elaborada el 31 de octubre pasado, pagó por esta asesoría 99 mil 721.58 pesos.

Mismo servicio fue requerido en enero de 2018. Al “asesor externo en materia de seguros”, la CNDH le pagó durante ese año un total de 290 mil pesos. Tal cantidad fue erogada entre febrero y diciembre. Cada mes le pagó al asesor 26 mil 363.64 pesos.

Para 2017, la administración de Luis Raúl González Pérez sólo informó, a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, de la contratación de dos servicios relacionados con el seguro de gastos médicos mayores.

Según la hoja de Requisición de Bienes, Arrendamientos y/o Servicios del primero de enero de 2017, la CNDH requirió “la contratación de los servicios profesionales de un asesor externo en materia de seguros”. Para ello, el organismo autónomo se comprometió a pagar 278 mil 400 pesos en una sola exhibición efectuada en marzo de ese año.

El otro servicio fue por 3 mil 619.20 pesos. La hoja de Requisición, elaborada el 4 de mayo, describió lo adquirido como “Curso Suscripción y Siniestros del Seguro de Gastos Médicos Mayores, dirigido a un servidor público de la CNDH.

El documento especifica que tal curso se impartió del 15 al 18 de mayo y el organismo defensor de derechos humanos saldó en ese mismo mes el costo.

La Plataforma Nacional de Transparencia consigna que a lo largo de 2016 se ampliaron en cinco ocasiones los servicios del seguro de gastos médicos mayores. Sin embargo, la administración de Luis Raúl González Pérez sólo subió al sistema una sola hoja de Requisición de Bienes.

Fechado el 1 de enero de 2016, el documento describe el servicio adquirido: “Ampliación del monto del contrato CNDH-CONT-020-15, seguro de gastos médicos mayores, hasta por un monto de 3 millones 422 mil 91.57 pesos, con vigencia de las 00:00 horas del 1 de enero de 2016 y hasta las 24 horas del 20 de febrero de 2016”. Finalmente, de acuerdo con la misma hoja de Requisición, lo que terminó erogando la CNDH fueron 3 millones 375 mil 511.79 pesos.

Y, como se puede advertir, lo que la administración de González Pérez omitió transparentar fueron los documentos que amparan las ampliaciones, convenios o contratos que mantuvo vigente el seguro de gastos médicos mayores del 21 de febrero al 31 de diciembre de 2016.

Tampoco dejó registro alguno en la Plataforma Nacional de Transparencia de los gastos por el mismo servicio vigente durante todo 2015.

Parque de diversiones

La CNDH pagó 829 mil 735 en la adquisición de boletos para el parque de diversiones Six Flags México entrte 2018 y 2019.

A principios de abril de 2018, la CNDH compró 1 mil 200 boletos de entrada al parque de diversiones Six Flags México a un precio unitario de 345 pesos. Así, de acuerdo con la hoja de pedido fechada el 9 de abril de ese año, erogó un monto total por 414 mil pesos.

El documento advierte que los boletos estarían vigentes “desde el día de adjudicación de los bienes y hasta por 2 meses a partir de la entrega recepción” (sic). Por parte de la CNDH está firmado por la entonces jefa del Departamento de Contrataciones, Yuriria Méndez Cruz, y por quien fungía como subdirectora de adquisiciones, Irma Santillán Lúa.

La Requisición que precedió a la compra señala como justificación de la misma: “para cumplir la prestación del Día de la Niña y el Niño 2018” (sic).

Para 2019 la CNDH de nueva cuenta compró entradas a Six Flags. En este caso, fueron 1 mil 139 boletos a precios unitarios de 365 pesos. Así, erogó  415 mil 735 pesos. También, “para cubrir la prestación del Día de la Niña y el Niño”.

Personal operativo y de confianza con niños menores de 12 años –registrados en una lista de la CNDH– recibieron boletos para el parque de diversiones.