Autor:

La Guardia Nacional rescató a un león africano y un búho cornudo en una empresa de paquetería ubicada en el aeropuerto internacional de Oaxaca. Cada ejemplar se encontraba en una caja de madera, informó en un comunicado. Agregó que, como parte de los patrullajes, también se interceptaron 130 ejemplares de iguana en la parte de equipaje de un autobús de pasajeros.

Por ello, la institución reiteró su compromiso de sumar voluntades y trabajar de manera coordinada con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en beneficio de la preservación de los recursos naturales y de la protección de las especies en peligro. Asimismo, recordó que, hasta ahora, se han puesto a disposición de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente 456 animales en peligro de extinción para su protección especial.

Por ejemplo, indicó que en San Ignacio, Sinaloa, elementos de ese cuerpo armado ubicaron un vehículo que transportaba a tres ejemplares de búho y dos de águila; en el área de intercambio localizaron cuatro lagartos arbóreo terrestres, un gecko leopardo y un pitón bola. Por su parte, en la carretera Atlacomulco, Estado de México, fue localizado un cachorro tigre de bengala blanco y, por último interceptaron a dos ejemplares de cisne negro australiano.

La Guardia Nacional añadió que, en la central de autobuses de Mazatlán, Sinaloa, fueron aseguradas 127 piezas de totoaba; en una carretera federal se localizaron dos maletas con 66 piezas abandonadas, y en el aeropuerto intercontinental de Querétaro interceptaron un envío con 42 piezas junto con 27 de pepino de mar.

También recordó su presencia y la de un laboratorio de biodiversidad en las zonas protegidas de Calakmul, en Campeche, y de la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca, en Michoacán, para evitar la tala clandestina.