Autor:

Existe una relación entre violencia familiar y castigo corporal considerados normales en la sociedad, que permiten y posibilitan violencias y abuso sexual en contra de niñas, niños y adolescentes, advirtió Ricardo Bucio Mújica, secretario ejecutivo de la Secretaría Ejecutiva el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna).

Durante el conversatorio digital “Abuso y explotación sexual en contra de la niñez en internet”, Bucio Mújica alertó que 73 por ciento de casos de abuso sexual contra la niñez y adolescencia se cometen por alguien con quien comparten parentesco o relación y, del total, 75 por ciento ocurre en su vivienda y 96 por ciento afecta a niñas y mujeres adolescentes.

María Pilar Ramírez Argueta, directora de Protección Infantil y Asuntos Legales del Centro Internacional para Niños Desaparecidos y Extraviados (ICMEC), indicó que en internet seis de cada 10 niñas, niños y adolescentes contactan con personas que no conocen y “se exponen a ser víctimas de materiales de abuso sexual infantil, ciberacoso, extorsión, desaparición y muerte”.

Con datos del ICMEC, indicó que en abril de 2019 circularon más de 1 millón de imágenes de abuso sexual infantil en todo el mundo; pero para abril de 2020, la cifra creció a 4.1 millones, por lo que urgió a reforzar educación de personas adultas en tecnologías para protección de niñez y adolescencia.

De igual forma, Nayelly Loya Marín, jefa del Programa Global de Ciberdelito de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, remarcó que, en 2018, 78 por ciento de imágenes sexuales compartidas eran de casos de niñas, 55 por ciento de entre 11 y 13 años y 38 por ciento menores de 10 años.

Por ello, indicó que para combatir el abuso sexual por internet se requiere regular la red mundial para proteger a la niñez y adolescencia que incluya la imprescriptibilidad, sin obstaculizar el uso del mundo digital para niñas, niños y adolescentes, pero con garantía de navegación segura.

Por su parte, Ernestina Godoy Ramos, titular de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, indicó que ya existe una fiscalía especializada en todo tipo de delitos que afectan a la población entre 0 y 17 años que trabaja con apoyo de personas investigadoras y peritas, protocolos y equipamientos de la Unidad de Inteligencia Cibernética para “llevar con fortaleza a agresores sexuales ante tribunales y obtener sanciones”.

Finalmente, para disminuir la impunidad en estos casos que afectan gravemente a niñas, niños y adolescentes se puso a disposición de la ciudadanía teléfonos para denunciar abuso sexual, y abuso sexual cibernético o brindar asistencia a las agencias especializadas en la Ciudad de México (5552009000 y 5553455000).