Autor:

El Estado de México no cambiará de color rojo a naranja en el semáforo epidémico nacional de la próxima semana, pero permitió la reanudación de actividades prioritarias, explicó el doctor Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

En referencia a la declaración realizada por el gobernador Alfredo del Mazo, acerca de que la entidad pasaría a color naranja, el doctor López-Gatell explicó que en el semáforo esto no sería posible, pero que dependería totalmente del gobernador reabrir las actividades que considere pertinentes y que no pongan en riesgo a la población.

Mencionó que esta decisión es semejante a lo que planteó la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, hace dos semanas sobre el proceso de preparación para “incorporarnos cautelosamente a la normalidad”, pero que eso no significa que inmediatamente se cambiará de nivel.

“Son pequeñas diferencias numéricas que en este momento hacen un desfase entre la Ciudad de México y el Estado de México, pero la dinámica del Valle de México es afortunada, debido a algunos indicadores que van a la baja, como la desocupación de los hospitales”.

El científico agregó que aunque los gobiernos de ambas entidades están en constante coordinación, la valoración del nivel de riesgo de cada estado dependerá del análisis numérico que se haga de la epidemia, por lo que, dijo, “es posible que haya desfases entre una entidad y otra”.