Autor:

Esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que constantemente hay amenazas a servidores públicos, pero ante ello, el gobierno toma las precauciones necesarias gracias a la inteligencia con la que se cuenta, pero “no de espionaje”.

Indicó, en su conferencia de prensa, que en el caso del atentado contra la vida de Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, el gobierno ya estaba enterado desde 10 días antes que un grupo criminal se trasladaría a la capital del país para realizar un atentado y mencionaba posibles blancos. Por ello, dijo, se dio la instrucción de informar a los servidores públicos y cuidarlos.

López Obrador destacó que es de mucha ayuda contar con la inteligencia para estar informados sobre estas acciones previamente y aunque en este caso “no fue muy grave la situación, sí fue delicada”.

El primer mandatario no quiso referirse a los señalamientos que se han hecho respecto de la supuesta cercanía entre García Harfuch y Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad de Felipe Calderón y actualmente preso en Estados Unidos por sus presuntos nexos con el Cártel de Sinaloa.