Autor:

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó la concesión del amparo de la justicia a favor de otra de las víctimas “de los lamentables hechos ocurridos en el caso Guardería ABC”.

En un comunicado, indicó que “la madre de una de las víctimas de los hechos, y en representación de su núcleo familiar, solicitó el amparo de la Justicia de la Unión en contra de la resolución por la que se determinaron las medidas de reparación integral del daño que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas les otorgó por las violaciones graves a sus derechos humanos cometidas por autoridad del orden federal”.

Según la Primera Sala, “la resolución reclamada fue poco clara y, además, omisa en determinar la procedencia o improcedencia de algunas de las medidas complementarias que componen la reparación integral del daño por violaciones a derechos humanos, esto en términos de la Ley General de Víctimas”.

Por ello, determinó que cada una de las medidas complementarias de la reparación integral debe satisfacerse de forma efectiva y eficiente. Ello porque la reparación integral deja de ser tal si tan sólo una de sus medidas se incumple, o es ineficiente y/o inefectiva.

Además, sostuvo que los jueces constitucionales se encuentran facultados para la re-cuantificación del monto correspondiente. Ello, “como consecuencia de la revisión del cálculo de las medidas complementarias determinadas por la Comisión, en aras de determinar que haya sido incorrecto o indebido, y de garantizar a las víctimas su auténtica re-dignificación, así como el verdadero acceso a una justicia completa y expedita”.

Sin embargo, la Primera Sala también concluyó que, cuando el acto reclamado consiste en la omisión de su cálculo por parte de la Comisión, los jueces “sólo están facultados para ordenar a esa autoridad su realización, pues es una cuestión exclusiva de su jurisdicción, respetándose así un principio de deferencia técnica”.