Autor:

El subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que todas las instituciones de salud, principalmente los hospitales, se enfrentan a un problema de deserciones provocadas por la epidemia de Covid-19 y por las condiciones laborales que existen en éstas.

El científico dijo que “es una realidad anidada en cien años de sistemas corruptos locales, estatales y nacionales que son inaceptables y forman parte de lo que este gobierno está empeñado en eliminar, que es la corrupción”.

También mencionó que ha sido un reto mantener al personal recientemente contratado y que aproximadamente 240 mil profesionales de la salud no tenían basificación, es decir un contrato con prestaciones de ley.

Por último, el subsecretario señaló que el Instituto de Salud para el Bienestar se creó con propósito de ordenar todo y de crear una oficina federal que permita regular el ambiente laboral del sector salud.