Autor:

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, señaló esta tarde que el presupuesto del gobierno que encabeza es 70 por ciento menor que el de las administraciones pasadas. “La austeridad gubernamental es una realidad”, señaló.

Durante el mensaje emitido desde el Palacio Nacional a propósito del segundo aniversario de su triunfo electoral en 2018, el titular del Ejecutivo informó que se han reducido los sueldos de los altos funcionarios en 50 por ciento y se cancelaron el uso de aviones, las cajas de ahorro especiales y los servicios médicos privados que gozaban los servidores públicos hasta el sexenio pasado.

“Se terminó el lujo insolente en el gobierno”, se ufanó, ante un recinto sin medios de comunicación y con integrantes del gabinete legal y ampliado como público.

Asimismo, informó que su administración ha ahorrado 27 mil millones en compras y contratos de obras y servicios.

En su lucha contra la corrupción, también señaló que se cancelaron las pensiones de los expresidentes de la República y se redujo en 95 por ciento el robo de combustibles. También informó que las grandes empresas nacionales y extranjeras han pagado adeudos a la hacienda pública y su gobierno ha presentado denuncias penales contra falsificadores de facturas.

En otros rubros, destacó que no se ha ordenado a las Fuerzas Armadas ni a los cuerpos policiacos reprimir a nadie y, aseguró, ya no existe la tortura ni las violaciones a derechos humanos.

También destacó que se eliminó al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), aunque el actual Centro Nacional de Inteligencia tiene como sede las mismas instalaciones del Cisen y trabaja con más del 80 por ciento del peronal de aquella institución “extinta”.

Dijo sentirse orgulloso de encabezar una “auténtica transformación política, económica, social y cultural”, basada en la “honestidad justicia, libertad, democracia y fraternidad”.