viernes 10, julio 2020

Autor:

Con la nueva Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial, el Senado reconoció que toda invención o creación generada por el intelecto humano debe ser sujeta a protección, se reconozca la capacidad de la sociedad de producir bienes, mejorar sus técnicas de producción, cuyas características se deben, en muchos casos, al ambiente donde se desarrollan, generando que sean únicos en el mercado nacional o internacional, apuntó la Nota Legislativa número 83 del Instituto Belisario Domínguez.

Ello, luego de que las comisiones del Senado aprobaran el dictamen de esa Ley Federal, para uniformar la legislación mexicana con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Con siete títulos, 410 artículos y 18 artículos transitorios, ésta sustituirá a la Ley de la Propiedad Industrial publicada en 1991.

La Nota del IBD apunta que las comisiones del Senado reconocieron que la propiedad industrial es una herramienta que permite el desarrollo de un mayor índice de competitividad y constituye una fuente de riqueza para la sociedad, que permite un mayor dinamismo, competitividad, productividad e innovación de la economía, protegiendo la plataforma tecnológica de un país, generando empleo y posicionando los productos en nuevos mercados.

Y es que la Ley busca proteger la propiedad industrial mediante la regulación y otorgamiento de patentes de invención, registros de modelos de utilidad, diseños industriales, esquemas de trazados de circuitos integrados, marcas y avisos comerciales, publicación de nombres comerciales, declaración de protección de denominaciones de origen e indicaciones geográficas; regular los secretos industriales; prevenir los actos que atenten contra la propiedad industrial, promover y fomentar la actividad inventiva de aplicación industrial; así como difundir los conocimientos tecnológicos en el país.

Asimismo, reconoce al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) como la autoridad administrativa en materia de propiedad industrial para efectuar tramites, emitir información, mediar trámites, promover y participar en la formación de los recursos.

Y establece que el IMPI estará encabezado por un director general y una junta de gobierno integrada por representantes las secretarías de Economía, Hacienda y Crédito Público, Relaciones Exteriores, Agricultura y Desarrollo Rural, Cultura, Educación Pública y Salud, así como del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y del Centro Nacional de Metrología.

 

Leave a Reply