viernes 10, julio 2020

Autor:

El gobierno de la Ciudad de México anunció una inversión histórica de 39 mil millones de pesos para la renovación de la Línea 1 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro; el proyecto comenzará el próximo año y finalizará en 2024, informó la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum.

Las bases para la licitación del proyecto se publicaron el pasado 18 de junio; hasta ahora se han inscrito 18 empresas y será el 12 de octubre cuando se dé el fallo definitivo sobre el consorcio ganador. Ello, en colaboración con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), “para poder garantizar transparencia y certeza en la licitación”, informó la mandataria.

Por su parte, la directora general del STC Metro, Florencia Serranía Soto (quien informó que hace 3 semanas dio positivo al coronavirus SAR-CoV-2) mencionó que debido a que la tecnología con la que cuenta la Línea 1 data de hace 55 años, es necesario una modernización, la cual, dijo, es más complicada que construir una nueva. Esto, por la dificultad de “empatar y armonizar” lo ya existente con la nueva tecnología, pero principalmente porque no se puede cerrar la línea para su renovación: se tendrá que hacer en operación, en los momentos donde haya menos afluencia, como en verano, por ejemplo.

Informó que la licitación tiene como objetivo un sistema de 36 trenes por hora, lo cual permitirá disminuir el tiempo de recorrido de la terminal Pantitlán a la de Observatorio; para ello se van a adquirir 30 nuevos trenes con mayor capacidad y que llegarán a la capital en 2023.

También, dijo, “se modernizarán las vías y se va adquirir un nuevo sistema de pilotaje automático con aviso de llegadas por estación, y un sistema de video dentro de los trenes y andenes, que va permitir “mayor seguridad; sin riesgo de acercamiento y que sea sustentable la velocidad que vamos a pedir a los trenes”.

Y agregó, “no queremos unos trenes emulación de los que tuvimos en 1968 nada más un poquito más modernos y más bonitos: queremos unos trenes de la más alta eficiencia, que tengan puertas que reciban a todos nuestros usuarios de forma más rápida y segura; con mayor ventilación; que sean más diáfanos en sus entradas, salidas y ventanas; que tengan más espacio para gente con otras capacidades; que sean rápidos y que tengan la tecnología máxima, por ejemplo de sanitización: que tengan lámparas que hagan una sanitización automática cuando lleguen al taller”.

 

Leave a Reply