Autor:

Nunca más un México sin nosotras
Consigna popular

La Red Nacional de Abogadas Indígenas (RAI), la Red Nacional de Casas de las Mujeres Indígenas y Mujeres Colibrí Les Bica Indígena se aliaron para formar el Frente Plural de Mujeres Indígenas por la titularidad del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Ello, indicaron, porque se “sintieron convocadas” ante la declaración del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sobre designar a una mujer indígena al frente de la institución encargada de prevenir y erradicar la discriminación.

En un comunicado, el Frente dijo que la decisión de aliarse fue para fortalecer “la alianza entre nosotras, visibilizando nuestros liderazgos y la capacidad de transformar instituciones”.

Las indígenas consideraron que así se evitará la imposición y la elección vertical de la nueva titular. Por ello rechazaron “el uso de nuestros cuerpos y nuestra historia para legitimar un poder que no es el nuestro, que históricamente ha atentado contra nuestros derechos y dignidad como pueblos y mujeres indígenas”.

La alianza de mujeres indígenas presentó este lunes 22 de junio la lista de candidatas propuestas desde organizaciones de la sociedad civil indígenas, misma que está conformada por Martha Sánchez Nestor, de la Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas; Zenaida Pérez Gutiérrez, de la Asamblea Nacional Política de Mujeres Indígenas y de la Colectiva Mujeres en Movimiento; Fátima Leonor Gamboa Estrella, de la Red Nacional de Abogadas Indígenas y de Mujeres Colibrí Colectivas LesBica Indígena; Amaranta Gómez Regalado, del Grupo de Mujeres Indígenas de la CDMX; Nelly Antonia Juárez Audelo, de la Alianza por la Reconstrucción de los Pueblos y Barrios Originarios de la Ciudad de México; Rubí Celia Huerta Norberto, de Académicas, Académico, Gestores Culturales y personas originarias de las 4 regiones Purhépecha de Michoacán; Marcelina Bautista, de la CACEH Trabajadoras del Hogar; e Ismareri Betanzos Ordaz, candidata independiente.

Ante el racismo y violencias sufridas de manera histórica, el Frente exigió al gobierno coherencia con los derechos de los pueblos indígenas y de las mujeres indígenas, así como “a incluir y respaldar la lista de candidatas del Frente plural de mujeres, respetando nuestros propios procesos y formas de selección bajo el principio ‘Nada sobre nosotras, sin Nosotras’”.

Pues, se dijeron “mujeres convocadas desde abajo” al ser “muchas, todas desde una riqueza de miradas, historias, territorios, corporalidades y amores diversos; pero somos una, porque cuando matan o discriminan a una discriminan a todas, porque cuando camina una avanzamos todas, junto con nosotras el pueblo y al lado nosotras las caídas, las luchadoras, las ancestras”.

Además de dejar en claro que resistirán a designaciones verticales y autoritarias. Por lo que demandaron procesos abiertos, transparentes y apartidistas. Para garantizarlos, exhortaron a la Secretaría de Gobernación y a la Presidencia de la República a que el proceso sea en consenso y con la participación de ellas, pues “no sólo queremos ser oídas, sino consideradas en la toma de decisiones finales”.

Asimismo, reafirmaron la importancia de dotar con recursos humanos, financieros y técnicos al Conapred, con la finalidad de que sea cumplido el “mandato de manera afectiva” y para que cada estado cuente con una delegación encargada de recibir quejas relativas a la discriminación racial y promover políticas públicas en la materia.