viernes 10, julio 2020

Autor:

El análisis de las cuentas bancarias de Notimex y su Sindicato revelan los millones de pesos que la Agencia transfirió no sólo por cuotas sindicales sino también por “prebendas”. El traslado de recursos públicos se “justificó” como despensas, celebraciones, becas y ayudas. Aunado a ello, en 2019, Función Pública abrió auditorías a presuntos casos de corrupción de la administración pasada

Las cuentas bancarias de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano (Notimex) y el Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (Sutnotimex), abiertas en el banco Santander, revelan cada uno de los traspasos financieros con cargo al erario y a los fondos de los trabajadores en el sexenio pasado.

El expediente de investigación que abrió la Unidad de Inteligencia Financiera –bajo el mandato del doctor Santiago Nieto Castillo–, respecto de la presunta corrupción que padeció la Agencia en el sexenio pasado ha dado seguimiento a cada movimiento bancario, para conocer su origen y destino.

El seguimiento se extiende a 22 personas físicas ligadas a la pasada dirección de Notimex –a cargo del periodista Alejandro Ramos Esquivel–, la excúpula sindical –entonces liderada por Conrado García Velasco–, así como exeditores y exreporteros.

En el análisis de la ruta del dinero se incluyen desde las transferencias de las cuotas sindicales –que en promedio superaban el medio millón de pesos anual– hasta pagos por servicios de secretaria, apoyos, despensas, becas y celebraciones de aniversarios.

Y aunque las cuotas sindicales no son recursos públicos, su rastreo se incluye porque tampoco son propiedad patrimonial de la dirigencia sindical, sino que se trata de dinero de los trabajadores. El resto, sin embargo, sí corresponde a dinero extraído del erario para favorecer a la organización gremial, en particular a los líderes.

En el caso de las cuotas, se revela el rastro de varios millones, pues éstas superaron los 500 mil pesos desde 2010, año en el cual ascendieron a 509 mil 137 pesos. Así, a la cuenta del Sutnotimex, le fue transferido un monto de 582 mil 892 pesos en 2013; 637 mil 891 pesos, en 2014; 674 mil 235 pesos, en 2015. Mientras que para 2016, 2017 y 2018 los montos superaron los 700 mil pesos, respectivamente.

Acerca de los recursos públicos que se trasegaron de la cuenta de Notimex a la del Sindicato están los referentes al concepto de despensas, que anualmente superaron el medio millón de pesos (520 mil pesos por cada ejercicio, entre 2013 y 2017).

También está el pago de la “fiesta de aniversario”, que cada año ascendió a 40 mil pesos (ejercicios de 2013 a 2016), y pasó a 45 mil pesos en 2017 y 2018, respectivamente. A esto se suma el recurso destinado al sueldo de una secretaria al servicio de la organización gremial, que cada año sumó un total de 96 mil pesos, a razón de 8 mil pesos mensuales.

Aunado a ello se fiscalizan otras ayudas comprendidas en el Contrato Colectivo de Trabajo. ­­­Por ejemplo, en 2018 se incluye la aportación de 201 mil 602 pesos al Sindicato “en la primera quincena de cada mes”, por concepto de “canasta de alimentos de primera necesidad para distribuirlas” entre los agremiados, que sustituyó al gasto en despensa de los ejercicios anteriores; así como el pago de 15 becas anuales para sindicalizados, por 19 mil 615 pesos cada una; y 20 becas por 9 mil 807 pesos. Todos estos apoyos económicos, otorgados a discreción de la dirigencia sindical.

Además, la investigación de la UIF comprende los viajes al extranjero de 10 personas físicas y 11 transferencias desde la cuenta de Notimex (65502260552) a la del Sindicato (51908196707), por 4 millones 50 mil pesos entre 2015 y 2017 –de las que Contralínea dio cuenta en el trabajo “Inteligencia Financiera, tras el rastro de corrupción en Notimex”.

De éstos recursos se investiga si el destino final está apegado a la ley, o si por el contrario sirvió para enriquecer a algunos cuantos bolsillos particulares. Por ello, la investigación de la UIF cuenta con un rastreo no sólo de cuentas bancarias privadas sino también del flujo de efectivo que se movió a través de extrabajadores de Notimex, tanto del Sindicato como de la dirección y subdirecciones.

Asimismo, se conecta con la supuesta compra irregular de tres inmuebles y con la presunta triangulación hacia personas morales, que también forman parte de las investigaciones financieras.

Comprobantes de Conrado García

Respecto del seguimiento a los viajes al extranjero, que involucran al exlíder sindical García Velasco y a nueve exreporteros y exeditores, en el expediente Notimex obran documentaciones ligadas a los gastos con cargo al erario de esa Agencia.

De éstos se determina la legalidad de las órdenes de trabajo, así como el uso del dinero público destinado a viáticos. En el caso del exlíder sindical Conrado García, se incluyen desde facturas y comprobantes no fiscales, hasta notas de comprobación de gastos de los que no obtuvo factura.

También hay reportes detallados en formatos establecidos por la propia administración de Notimex, donde se desglosan los gastos en hospedajes, comidas y transporte.

Por ejemplo, de su viaje a Beijing, China, en 2015, obran los comprobantes no fiscales de hospedajes y comidas. En esa visita, el exlíder sindical ejerció 99 mil 120 pesos del erario.

Para el caso de los viajes a Alemania, Italia, Reino Unido-Irán –entre otros–, se da cuenta de los formatos internos donde se desglosan los gastos por concepto. De éstos, destaca el reporte del viaje a Londres y Teherán, pues en ese gastó 103 mil 200 pesos del presupuesto público.

De este exlíder sindical también se detallan gastos en viáticos al interior del país, pues varios miles de pesos carecieron de comprobación fiscal, como en el caso de la cobertura en Chiapas, durante la visita del papa Francisco, en febrero de 2016.

Los hallazgos de Función Pública

En las investigaciones en torno a la presunta corrupción en Notimex no sólo ha participado la UIF, también lo ha hecho la Secretaría de la Función Pública. Ya en este sexenio de Andrés Manuel López Obrador, la dependencia a cargo de la doctora Irma Eréndira Sandoval ordenó investigar los ejercicios 2013-2018 con la encomienda de encontrar deficiencias o actos de corrupción en el pasado.

Una de esas auditorías, la 03.800/2019, arrojó observaciones graves referentes a la administración del periodista Alejandro Ramos. Entre ellas es que los contratos celebrados entre Notimex y sus clientes “carecen de validez jurídica y no se apegan al modelo establecido en el Manual de Procedimientos: promoción y venta de servicios informativos”.

El informe final indica que se analizaron las autorizaciones y normativa que regula la formalización de contratos para la venta de productos y servicios informativos nacional y extranjeros, así como las facturas y estados de cuenta de 117 clientes que facturaron ventas por 32 millones 470 mil 245 pesos.

Al respecto, indica que de 115 clientes, se constató que se celebraron 125 contratos para la prestación de productos y servicios, por 31 millones 863 mil pesos; “sin embargo, dichos contratos carecen de validez jurídica, en razón a que el Estatuto Orgánico no estipula que la Dirección de Comercialización se encuentra facultada para la celebración de los contratos antes referidos”.

Agrega que la Dirección General otorgó un poder general a la Dirección de Comercialización (escritura pública 77,024 del 18 de agosto de 2014 ante el notario 135), “sin embargo dicha escritura pública carece de facultades, debido a que los poderes generales (pleitos y cobranzas, así como la administración de bienes) no refieren que la Dirección de Comercialización tuviera las facultades para suscribir los contratos referidos”.

Para el Órgano Interno de Control, en la venta de productos y servicios, la Notimex “se encontró a la deriva y vulnerable para exigir y hacer válidos los derechos que se derivaron de los instrumentos jurídicos firmados entre la Dirección de Comercialización y entidades gubernamentales y particulares (nacionales y extranjeros)”.

La auditoría indica que de 96 contratos para las ventas de productos y servicios informativos con 90 clientes particulares e iniciativa privada, celebrados en 2018 por 18 millones 357 mil 163 pesos, se constató que la Dirección de Comercialización contó de forma autorizada con el “Manual de Procedimientos: Promoción y Venta de Servicios Informativos”, del que tuvo conocimiento de su aplicación desde el 28 de julio de 2011 mediante Oficio Circular número DG/110/2011; no obstante, los 96 contratos se formalizaron sin apegarse a las directrices de dicho manual, ya que no se ajustaron al modelo denominado “contrato de prestación de servicios”.

También encontró que con dos clientes que facturaron ventas por 606 mil 297 pesos “no se identificó instrumento jurídico alguno que diera certeza legal en las ventas realizadas por la Agencia”.

Otra irregularidad observada por la Función Pública fue que la Agencia dejó de percibir ingresos por 327 mil 717 pesos, como consecuencia de no incluir la cláusula de “intereses moratorios”, así como de las modificaciones que se realizaron al apartado “monto del contrato, forma y lugar de pago” de los contratos celebrados en 2018 con clientes de la iniciativa privada.

Además, encontró que al 31 de diciembre de 2018, de los 96 contratos por más de 18 millones de pesos, en 74 contratos por 12 millones 922 mil 367 pesos sólo se cobraron 11 millones 560 mil 545 pesos, por lo que no se captaron ni cobraron ingresos 1 millón 361 mil 821 pesos que corresponden de una a tres mensualidades que los clientes adeudaron a Notimex.

La misma auditoría 03.800/2019 señala que en el sexenio pasado la Agencia no contó con procedimientos ni metodología o parámetros en la actualización de tarifas para la captación de ingresos por ventas de productos y servicios informativos.

Durante la fiscalización, el Órgano Interno de Control descubrió que en la Dirección de Comercialización no existe una metodología formalizada que se utilice para la actualización de los tabuladores de precios.

Derivado de lo anterior, “se constató que los incrementos tarifarios en 2015 (cuando se unificaron los conceptos correspondientes a medios de radiodifusoras y televisoras, así como diarios e iniciativa privada, para quedar en un precio único por cada fusión, también las tarifas mensuales unitarias y de archivo históricos nacional e internacionales sus precios se incrementaron en 126 por ciento, ciento por ciento, 57, 56, 55 y 35 por ciento con respecto a 2014) y 2016 fueron del 4 por ciento, mientras que en 2017 y 2018 las variaciones fueron del 2.5 por ciento”.

Por ello, en 2018 Notimex recaudó un total de ingresos nominales (incluyen la inflación nacional) por concepto de ventas por 40 millones 695 mil 650 pesos, cifra que representó el 93.81 por ciento de los 43 millones 382 mil 82 pesos  del presupuesto de 2018 por concepto de ingresos por ventas de bienes y servicios.

De los ingresos nominales por ventas de 2018, el 89.77 por ciento correspondió a ventas nacionales [36 millones 533 mil 519 pesos], mientras que el 10.23 por ciento se derivaron por ventas realizadas en el extranjero [4 millones 162 mil 131 pesos].

“En el periodo 2013-2018, los ingresos reales (base 2013, no considera la inflación nacional -anexo metodológico-) mostraron una tendencia a la baja, ya que mostraron una tasa de crecimiento promedio anual de -2.25 por ciento, debido a que en 2013 los ingresos reales representaron 37 millones 78 mil 495 pesos, mientras que en 2018 se captaron ingresos reales por 33 millones 91 mil 409 pesos. Por lo cual, se constató que cuando las variaciones de los precios de las tarifas fueron superior a la inflación (2015 y 2016), los ingresos nominales e ingresos reales se incrementaron, mientras que para los casos donde la actualización de las tarifas son inferiores a la inflación (2017 y 2018), los ingresos nominales e ingresos reales se mermaron con respecto al año anterior”.

Otra anomalía detectada por la auditoría fue la “cancelación deficiente de cuentas que presentan imposibilidad de cobro y sin cálculo de intereses moratorios”. Y es que del análisis a 45 expedientes de clientes nacionales –por 815 mil 954 pesos– “con cuentas o documentos que presentaron la imposibilidad de cobro cancelados en los ejercicios fiscales de 2013, 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018, se observó que 27 expedientes por 501 mil 952 pesos la propuesta para la cancelación de las cuentas se realizó de forma deficiente y se presentaron al Comité Técnico de Cobranza y a la Junta de Gobierno para autorizar la cancelación de dichas cuentas por los Órganos Colegiados referidos”.

La auditoría apunta que en esos 45 expedientes “no se calcularon intereses moratorios correspondientes a los saldos insolutos por cobrar, por un monto de 931 mil 950 pesos.

En la Función Pública hay un cúmulo de pruebas más sobre presuntos actos de corrupción en los que habría incurrido la pasada administración de Notimex, como contrataciones irregulares por varios millones de pesos, las cuales se abordarán en la próxima entrega de este trabajo periodístico.