Autor:

En plena emergencia sanitaria por la Covid-19 –y ya con casos de contagio detectados–, la comunidad de Ayutla, Oaxaca, no puede seguir las recomendaciones de higiene, pues las autoridades siguen sin resolver la problemática del agua.

Las mujeres defensoras del derecho al agua de la comunidad –acompañadas por la Misión Civil de Observación (MCO)–, denunciaron que este día se cumplen 3 años de que fueron invadidos 25 predios en la zona cercana al manantial  –posesión de 20 comuneras y tres comuneros–, y que en los hechos fueron destruidas casas, árboles frutales y cultivos de milpa por habitantes y autoridades de la agencia municipal de Tierra Blanca, Tamazulapam.

Las mujeres defensoras señalaron que la escalada de violencia inició el 5 de junio de 2017 con un ataque armado, el cierre de las tuberías de agua y su destrucción; además confirmaron la existencia de una permanente campaña en su contra.

También, en un informe realizado por la MCO se documentaron las afectaciones al derecho humano al agua, a la vida, a la salud, a la integridad física y seguridad personal; al debido proceso legal y a la seguridad jurídica, a los derechos de las mujeres, niñas, niños y adolescentes, y a la defensa de los derechos humanos.

Por ello, la MCO demandó a las autoridades responsables, en el ámbito de sus competencias, atiendan los casos denunciados desde 2017 y eviten mayores violaciones a los derechos humanos, incluyendo el ataque mediático por la activa defensa del derecho al agua en la comunidad de Ayutla.