Autor:

Esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador enlistó las medidas que aplicará su gobierno para salir de la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19, entre ellas la creación de 2 millones de empleos.

Indicó que esos puntos forman parte de un decreto presidencial que se publicará hoy mismo en el Diario Oficial de la Federación y que son lineamientos generales que se irán detallando en los próximos días.

Y leyó parte del decreto: de conformidad con los criterios de eficiencia, honestidad, austeridad y justicia, y dada la crisis mundial del modelo neoliberal, propone la aplicación urgente y categórica de las siguientes medidas:

  1. No será despedido ningún trabajador pero tampoco se contratará a nadie. Se reducirá el salario de los altos funcionarios públicos –de subdirectores a presidente de la República– hasta 25 por ciento de manera progresiva (quien gana más aportará más) ni tendrán aguinaldos.

  2. No se ejercerá 75 por ciento de las partidas de servicios generales ni suministros. Se cancelan 10 subsecretarías pero se respetan esos empleos.

  3. Se extenderá suspensión de labores con goce de sueldo a quienes se encuentran en esa situación hasta agosto.

  4. Permanecerán cerradas la mitad de las oficinas con excepción de las que atienden de manera directa al público y las esenciales. En este periodo se hará un esfuerzo de reubicación de servidores públicos para dejar de rentar edificios, vehículos, bodegas e inmuebles.

  5. Se posponen acciones y gasto de gobierno con excepción de programas prioritarios, como las pensiones para adultos mayores y personas con discapacidad, becas para menores de edad, construcción de cien universidades públicas, Jóvenes Construyendo el Futuro, tandas, bancos del Bienestar, precios de garantía, fertilizantes, apoyo a pescadores, Guardia Nacional, construcción de las obras como el aeropuerto Felipe Ángeles, refinería Dos Bocas, Tren Maya, tren de Guadalajara y proyecto Transístmico, y carreteras y caminos rurales, mantenimiento de refinerías y carreteras, terminación de presas, canales y tren interurbano.

  6. La Secretaría de Hacienda cumplirá con el pago de participaciones a los estados, el pago de deuda. No se podrá usar recursos de fondos y fideicomisos.

  7. Tendrán trato excepcional las secretarías de Salud, Marina y Defensa Nacional y la Guardia Nacional.

  8. Se aplicará ley de austeridad de manera rigurosa

  9. Eficiencia, austeridad y honestidad blindarán programas sociales y proyectos prioritarios, que aumentarán presupuesto en 622 mil 556 millones de pesos. Se otorgarán 3 millones de créditos a la población más necesitada y clase media.

  10. Se crearán 2 millones de empleos, lo cual hará posible proteger al 70 por ciento de la población mexicana, sobre todo a los pobres y a la clase media, sin aumentar precio de combustibles ni los impuestos y sin aumentar la deuda.

  11. Estas medidas aplican a todo el gobierno federal, incluidas las empresas y órganos descentralizados y fideicomisos. El decreto entrará en vigor hoy y cesará en su vigencia el 31 de diciembre de 2020.

El presidente López Obrador dijo que con ello se demostrará que hay otra forma de enfrentar las crisis.