Autor:

Expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) revelaron que el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad Covid-19) podría causar retrocesos en el progreso global en la reducción de la pobreza y en los avances mundiales de igualdad de género y derechos de la mujer. Por ello manifestaron la urgencia de hacer “un esfuerzo global para proteger los medios de vida”, mediante los gobiernos nacionales, sociedades civiles, agencias de desarrollo y sector privado.

Noticias ONU señaló que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), Covid-19 es 10 veces más mortal que la gripe, ya que a cien días del primer caso de contagio en Wuhan, China, han muerto casi 80 mil personas y hay más de 1.3 millones de infectados alrededor del mundo.

Tedros Adhanom Gebreyesus, director general de la OMS, subrayó la necesidad de apoyar a los países más vulnerables, ya que pueden sufrir una “masiva devastación”. La pandemia, indicó, empujará a la pobreza al 8 por ciento de la población total del planeta, esto es, 500 millones de personas.

Al respecto, expertos de la ONU advirtieron que “se tratará de la primera vez en que la pobreza aumente en todo el mundo desde hace 30 años. […] Un retroceso que revertiría una década de progreso global en la reducción de la pobreza”.

Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres apuntó que las mujeres están en mayor riesgo de caer en la pobreza, puesto que millones de ellas actualmente están sin trabajo por el cierre de negocios provocado por el brote de SARS-CoV-2, siendo que el 60 por ciento del género femenino alrededor del mundo se dedica a la economía informal.

Aunado a que, ante el actual agravamiento de las inequidades sanitarias, económicas y de seguridad, “que de por sí sufren las mujeres y las niñas por el sólo hecho de pertenecer al género femenino”, serán ellas quienes sufran los impactos más graves, aseguró Guterres en un informe de la ONU.

Lo anterior porque la pandemia también ha incrementado “enormemente” la violencia doméstica hacia las mujeres, ya que una de cada cinco fue víctima de agresión en el último año “y muchas de ellas ahora están atrapadas con sus abusadores sin poder acceder a servicios de asistencia social”, indicó.

Además de que “el trabajo no remunerado ha aumentado porque las niñas y los niños no están yendo a la escuela, las personas mayores requieren más cuidados y muchos enfermos se quedan en casa debido a la saturación de los hospitales”, añadió António Guterres.

Por lo cual, Noticias ONU destacó el llamamiento del secretario general de la organización a que los gobiernos tomen medidas urgentes para proteger a las mujeres y las niñas de la violencia doméstica y a ampliar sus recursos para evitar que el Covid-19 revierta los “limitados” logros en materia de igualdad de género y derechos del género femenino, “empezando por reconocerlas como líderes y dándoles representación equitativa y poder de decisión”.