Autor:

La Organización de las Naciones Unidas reveló que en el mundo existe una “alarmante” escasez de inversión en personal de enfermería. Hacen falta casi 6 millones de enfermeras y enfermeros a nivel global para atender las necesidades derivadas de la pandemia de Covid-19, quienes, a decir del director general de la Organización Mundial de la Salud, son “la columna vertebral de cualquier sistema de salud, al encontrarse en primera línea en la batalla contra el nuevo virus”.

ONU Noticias retomó datos del informe Situación de la Enfermería en el Mundo –elaborado por el Consejo Internacional de Enfermeras y la campaña mundial Nursing Now y en el que participaron 191 países– para indicar que hay 27.9 millones de personas dedicadas a la enfermería que suponen “el grupo ocupacional más numeroso del sector de la salud, al representar aproximadamente el 59 por ciento de las profesiones sanitarias”. El 90 por ciento del personal es mujer.

En ese informe se exhorta a las autoridades a destinar recursos para apoyar la profesión, pues calcula que faltan 5.9 millones de enfermeras y enfermeros principalmente en países de las regiones de África, Asia Sudoriental, el Mediterráneo Oriental y en América Latina.

Para la ONU, no sólo la falta de personal representa un problema, también las tasas de envejecimiento de las plantillas de enfermería: “se espera que una de cada seis enfermeras del mundo se jubile en los próximos 10 años”, lo cual supondría un déficit de 5.7 millones de profesionales para 2030.

Por ello, para evitar esta escasez global, se requiere aumentar una media anual del 8 por ciento el número de personas graduadas en enfermería, así como instrumentar mejoras en la capacidad para emplearlas, lo que implica un costo aproximado de 10 dólares per cápita al año.

“Cada centavo que se invierte en el personal de enfermería aumenta el bienestar de las personas y las familias de manera clara y tangible […]. Invertir en enfermería representa un beneficio y no un costo para la sociedad”, afirmó la presidenta del Consejo Internacional de Enfermeras, Annette Kennedy, en el informe citado por Noticias ONU.

La Organización destacó el llamado a los gobiernos y a todas las partes interesadas a:

-Invertir en la aceleración intensiva de la educación que sirva para atender las necesidades mundiales, cubrir la demanda nacional y responder a tecnologías que evolucionan constantemente y a modelos avanzados de atención sociosanitaria integrada.

-Generar al menos 6 millones de nuevos empleos en el sector para 2030, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos, para compensar la escasez prevista.

-Fortalecer el liderazgo de los profesionales de la enfermería para garantizar que sean influyentes en la formulación de normas del ámbito de la salud, en la adopción de decisiones, y contribuyan a la eficacia de los sistemas de atención sociosanitaria.