Autor:

Debido al fallecimiento de un migrante y varios intoxicados en la estación migratoria de Tenosique, Tabasco, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó al Instituto Nacional de Migración (INM) y a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) instrumentar medidas que garanticen la integridad y seguridad de estas personas.

De acuerdo con un comunicado del gobierno federal, el pasado 31 de marzo de 2020, en la estación migratoria del INM en Tabasco, un grupo de 15 migrantes se manifestó incendiando unas colchonetas para exigir el retorno a sus países de origen tras el cierre de fronteras derivado de la contingencia por Covid-19, lo que provocó que uno de ellos, de nacionalidad guatemalteca, muriera y 14 se intoxicaran por inhalación de humo. De éstos, 11 ya fueron dados de alta y tres permanecen en observación.

No obstante, personal de la CNDH constató que las instalaciones en Tenosique no cuentan con servicio médico ni infraestructura suficiente y adecuada que brinde una estancia digna. Además de que en el recinto se alojan 156 hombres, mujeres, niñas, niños y adolescentes migrantes, cuando la capacidad máxima es de 100 personas.

También en la visita advirtió que derivado del incidente, 40 personas fueron trasladadas al albergue “Ave Fénix”, 38 a la estación migratoria de Villahermosa, cuatro están en el hospital comunitario de Tenosique, siete fueron dadas de alta y dos se encuentran a disposición de la Fiscalía General del Estado de Tabasco, por la carpeta de investigación que se inició con motivo de los hechos.

Es por ello, que para evitar que se vulneren los derechos humanos de los migrantes, la CNDH pidió al INM y a la COMAR que garanticen a las personas que se alojan en sus instalaciones atención médica, psicológica y una estancia digna, en tanto se resuelve su situación jurídica migratoria, así como su colaboración para coordinarse con la representación diplomática de Guatemala para brindar asistencia integral a los familiares de la persona que perdió la vida.

Además advirtió que continuará con la investigación del caso, vigilará que se respeten los derechos fundamentales de las personas en contexto de migración de los recintos del Instituto Nacional de Migración y permanecerá atenta al cumplimiento que esta y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados den a la implementación de las medidas cautelares solicitadas.