Autor:

Los recursos por la eliminación de cientos de fideicomisos y fondos por 250 mil millones de pesos, equivalentes al 1 punto del PIB, se destinarán, entre otros rubros para cuatro necesidades básicas: fortalecer programas sociales y proteger a los pobres ; ayudar a la activación económica con créditos y a impulsar la industria de la construcción para generación de empleos; apuntalar a Pemex por la caída de los precios del petróleo y, por último, pagar deuda, rubro al que se destinará la mayoría de los recursos.

Así lo dio a conocer el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que la medida está relacionada con la austeridad republicana, los recursos se concentrarán en Hacienda  para que sean distribuidos.

“Se cumplirá que no haya más deuda pública y habrá otras medidas que dará a conocer este domingo con el plan de reactivación económica, al considera que la crisis de la que se habla será transitoria, “yo tengo otros datos”, dijo y apuntó que la excelente relación que mantendrá con los empresarios permitirá al país salir adelante, al tiempo que mantendrá con el sector privado en sesión permanente