Autor:

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente declaró que urge la instrumentación de medidas de protección del ambiente y la salud humana respecto de los residuos biomédicos y sanitarios generados en el marco del actual brote de Covid-19.

Los lineamientos deberán regir no sólo a los establecimientos de salud sino también a los hogares, debido a que se desechan grandes cantidades de guantes, mascarillas y materiales de protección, entre otros.

De acuerdo con Noticias ONU, la gestión y el cuidado de los residuos biomédicos y sanitarios en las casas y los centros de salud –como parte de una respuesta de emergencia en medio de la contingencia por el SARS-CoV-2– es vital para la salud pública y el medio ambiente.

Al respecto, Rolph Payet –secretario ejecutivo de los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo– exhortó a los responsables de la toma de decisiones en todos los niveles (internacional, nacional, municipal, urbano y distrital) a trabajar conjuntamente para garantizar que la gestión de esos residuos “sea una prioridad” y así evitar un daño mayor por la generación excesiva de estos a causa del Covid-19.

Ante ello, el medio informativo de las Naciones Unidas destacó los puntos que deberían considerarse para lograr un empleo eficaz de los desechos médicos, de los cuales destacan la identificación y la clasificación, el empaque y etiquetado, el tratamiento; la elaboración de tecnologías mejoradas y prácticas benignas para el medio ambiente; y la concientización y educación de la comunidad, donde se destacó la importancia de la desinfección, la protección y capacitación del personal.

En relación con los desechos en el hogar, apuntó que los guantes, mascarillas y medicamentos caducados deberán separarse de la basura doméstica cotidiana, “y ser recolectados por operadores municipales u operadores de gestión de residuos especializados”.

Dichas medidas se basan en las directrices del Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación, acuerdo ambiental internacional que abarca una amplia gama de residuos definidos como “peligrosos” en función de su origen, composición y características.